Volkswagen arrebata la corona en ventas a Toyota

La automotriz alemana comerció 10 millones 300 mil autos, 100 mil más que el grupo japonés.
En septiembre de 2015, VW se enfrascó en el escándalo de las emisiones de combustible.
En septiembre de 2015, VW se enfrascó en el escándalo de las emisiones de combustible. (Fabian Bimmer/Reuters)

Tokio

Volkswagen le quitó la corona a Toyota como el fabricante de automóviles más grande del mundo por ventas, ya que la automotriz alemana superó el daño que le causó a la marca el escándalo de las emisiones de sus vehículos a diésel.

El grupo automotriz japonés, que también incluye a sus filiales Daihatsu y Hino, dijo el lunes que sus ventas globales subieron 0.2 por ciento, para llegar a 10 millones 200 mil vehículos en 2016. Esa cifra quedó por debajo de los 10 millones 300 mil vehículos que vendió VW, que también es propietario de las marcas Audi, Porsche, Skoda y Bentley.

El final de los cuatro años de reinado de Toyota se produce cuando la compañía se enfrenta a nuevos retos en Estados Unidos, donde el presidente Donald Trump criticó a la industria automotriz japonesa, y sobre todo a Toyota, por sus inversiones en México. La compañía respondió con una promesa de inversión de 10 mil millones de dólares en EU durante los próximos cinco años y la semana pasada anunció que agregaría 400 puestos de trabajo en su planta de Princeton, Indiana.

Toyota, que también fabrica la marca Lexus, superó a General Motors en 2008 para convertirse en el productor de automóviles más grande del mundo. Por un periodo breve perdió el título en 2011 como consecuencia del terremoto y tsunami en Tohoku, pero lo recuperó al año siguiente.

Los intentos de VW para superar a Toyota se frenaron después de que el escándalo de las emisiones, que se hizo público en septiembre de 2015, afectó sus ventas. Hasta 11 millones de vehículos en todo el mundo se equiparon con "dispositivos de desactivación" para reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno en las pruebas de laboratorio.

Pero la compañía mantuvo un sólido desempeño en China, donde las ventas subieron 12 por ciento, para llegar a casi 4 millones de vehículos el año pasado. Los analistas dicen que las ventas en EU y China, los dos mayores mercados automotrices del mundo, continuarán como un factor crítico, ya que VW tratará de conservar su ventaja sobre Toyota en 2017.

Ahora que parece que las ventas de vehículos en EU se acercan a su pico, Toyota supone que tendrá que hacer frente a una mayor desaceleración en la demanda de vehículos, junto con las presiones del presidente de EU para aumentar el gasto y la fabricación en ese país.

La automotriz japonesa dijo que espera que sus ventas en el mundo se mantengan sin cambios en 10 millones 200 mil vehículos este año, ya que la compañía se enfoca en obtener utilidades constantes en lugar de buscar una expansión vertiginosa de ventas. "La pregunta es qué tanto puede mantener Toyota sus ventas en China, ya que la tasa de crecimiento cae, y cómo puede mantenerse constante en EU, ya que el mercado llega a su pico", dijo Masahiro Akita, analista de Credit Suisse.