¿Las firmas automotrices pasarán la prueba?

Ocho fabricantes de automóviles van en camino a no lograr los objetivos europeos de CO2.
Fiat Chrysler podría ser multado por 600 mde.
Fiat Chrysler podría ser multado por 600 mde. (Shutterstock)

Ocho de los fabricantes de automóviles más grandes de Europa están en camino de no lograr los objetivos de emisiones de dióxido de carbono (CO2) que entrarán en vigor en 2021, lo que los deja frente a la posibilidad de recibir multas por miles de millones de euros, advirtió un grupo de investigación.

Solamente cuatro de las 12 compañías más grandes -Peugeot Citroën, Toyota, Renault-Nissan y Volvo- están en camino para lograr los objetivos de la Unión Europea (UE), de acuerdo con PA Consulting Group, que asesora a muchas de las empresas sobre tecnología y fabricación.

Volkswagen, BMW y Fiat Chrysler son los que se encuentran más rezagados en el desarrollo de coches eléctricos, algo que las normas requieren para compensar la contaminación de otros vehículos, dijo la consultora.

La atención en las emisiones de los vehículos pasó al frente con el escándalo de los motores de diesel de VW el año pasado, que expuso las enormes discrepancias entre las pruebas de laboratorio y los niveles de contaminación cuando se conduce en caminos reales. La UE quiere frenar las emisiones del venenoso óxido de nitrógeno (NOx) de los coches diesel, y del CO2 que emiten todos los vehículos.

VW, la más grande de Europa, podría enfrentar una multa de 1,000 millones de euros (mde) si viola el objetivo de 95 gramos de CO2 por kilómetro, según las proyecciones de PA. El grupo alemán todavía se tambalea por el escándalo del año pasado, en el cual admitió que equipó a 11 millones de vehículos con un software para hacer trampa en las pruebas de laboratorio.

Bajo la nueva normativa, el objetivo individual de cada automotriz con las emisiones de CO2 se establece de acuerdo con el peso promedio de los vehículos.

TE RECOMENDAMOS: VW alcanza venta récord con más de 200 mil autos

Una compañía que vende coches más pesados, como BMW o Chrysler, el dueño de Mercedes-Benz, se enfrenta a objetivos más indulgentes, mientras que Peugeot Citroën se enfrenta a objetivos más estrictos.

Las compañías pueden reducir las emisiones de CO2 al hacer sus vehículos más ligeros, reducir el tamaño de sus motores o instalar tecnología híbrida o eléctrica.

El uso de vehículos diesel, que emiten un quinto menos de CO2 que los equivalentes de gasolina, ya no es la opción fácil que fue, debido a las estrictas reglas de NOx que entran en vigor al mismo tiempo.

Las compañías que están en camino de cumplir con el objetivo son las que están más adelantadas en los vehículos híbridos y eléctricos, dijo Thomas Goettle, experto automotriz de PA.

“Sabemos que necesitan los coches eléctricos para lograr la cifra, de otra forma no tienen oportunidad”, dijo. “Hay algunos que todavía pueden lograrlo, y hay otros que sufren mucho”.

PA, que asesora a muchas de las compañías sobre tecnología y fabricación, pronostica que BMW recibirá una multa de 350 (mde), y que Fiat Chrysler una de 600 mde por no lograr los objetivos.

Como venden coches más grandes, las marcas Chrysler y Jeep arrastran los resultados de Fiat, y también por el hecho de que la compañía no tiene planes claros para tener una electrificación masiva de su flota, dijo el informe, mientras que para BMW, las ventas de su coche eléctrico i3 fueron decepcionantes.

Si bien las emisiones de Jaguar Land Rover van a violar los límites, PA pronostica que la automotriz británica se enfrenta a objetivos más ligeros a menos de que venda más de 300,000 coches en la UE para 2020, tres veces el nivel de sus ventas actuales.