Vodafone desafía a BT con plan de red de fibra óptica

El operador inglés se asocia con la firma experta CityFibre para el desarrollo; el costo, de 500 mdl en 20 años, dependiendo de la demanda.
La sede de la compañía de telecomunicaciones en Dusseldorf, Alemania.
La sede de la compañía de telecomunicaciones en Dusseldorf, Alemania. (Ina Fassbender/Reuters)

Reino Unido

El operador inglés de telefonía móvil Vodafone planea construir una red con potencial para alcanzar a alrededor de 5 millones de hogares hacia 2025.

La firma sacudió el mercado de banda ancha en Reino Unido al firmar un acuerdo con el especialista de fibra CityFibre para financiar la construcción de una red completa de fibra óptica que potencialmente llegará a 5 millones de hogares en 2025.

La medida es un desafío para la división Openreach de BT y para Virgin Media al crear una tercera red sustancial dentro de Reino Unido que llevará la fibra óptica directamente hasta la puertas de los consumidores.

Ofcom, el regulador, y los políticos ejercieron presión sobre Openreach para que aumentara su inversión en redes completas de fibra óptica, ya que Gran Bretaña se quedó rezagada en comparación con otros países en la carrera por las velocidades ultrarrápidas de banda ancha.

Vodafone se asoció con CityFibre para construir una red completa de fibra óptica para un millón de hogares en 12 ciudades hacia 2021, con la opción de extender su plan a 4 millones de hogares más en 2025.

Se espera que la construcción inicial tenga un costo de hasta de 500 millones de libras en 20 años, dependiendo de la demanda, y se destinará a ciudades de segundo nivel de Reino Unido, mal atendidas por las grandes compañías.

Vodafone tendrá los derechos exclusivos para comercializar la red durante la fase de construcción y se espera que tenga los primeros clientes el próximo año.

Entonces, Sky, TalkTalk y otras empresas tendrán la libertad para usar la red. No se dio a conocer cuáles serán las primeras ciudades que tengan la red de fibra, ya que Vodafone no quiere poner en alerta a Openreach y que éste comience a acelerar sus planes en esas regiones, de acuerdo a una persona que tiene información de los planes.

La medida, que los analistas de FinnCap describieron como “el amanecer de un nuevo Reino Unido”, hizo que las acciones de CityFibre subieran 25 por ciento y Ofcom le dio una buena recepción, ya que defiende la noción de un tercer competidor de red.

Jonathan Oxley, director de competencia de Ofcom, dijo: “Esto demuestra que hay un verdadero impulso detrás de la banda ancha completa de fibra óptica. Hacemos que sea más rápido y más fácil desplegar estas redes que ayudarán a respaldar la economía de Reino Unido en el futuro. Queremos ver el compromiso de la inversión en redes completas de fibra óptica en toda la industria”.

Nick Jeffery director ejecutivo de Vodafone UK, dijo que “Reino Unido quedó muy atrás del resto del mundo, atrapado por la limitada oferta disponible para las redes heredadas. Esperamos trabajar con CityFibre para construir la red de fibra de gigabytes que Reino Unido necesita y merece”.

Aunque los planes de CityFibre solamente cubren una quinta parte de la población británica, el acuerdo de Vodafone ejerce presión sobre Openreach, que previamente tenía planes de acelerar el internet de Gran Bretaña sin reemplazar las líneas de cobre que se conectan a los hogares.

Openreach se encuentra en negociaciones con clientes, entre ellos Vodafone, para aliarse para cumplir con las demandas gubernamentales y de los reguladores de más redes completas de fibra óptica para 10 millones de casas en la próxima década.

La falta de construcción de fibra fue clave en las llamadas para dividir a BT y Openreach.

Openreach “le dio la bienvenida” a los planes de Vodafone. “Esperamos que este plan de llegar a un millón de hogares para 2021 pueda complementar nuestro propio programa para mejorar 2 millones de instalaciones, que ya están en marcha”, dijo.

La semana pasada, Openreach dijo que tendría que pasar a los clientes el costo de la nueva construcción de fibra. Una persona con conocimiento de la situación dijo que el acuerdo de Vodafone-CityFibre no es un impedimento para lograr uno con Openreach.

Guy Peddy, analista de Macquarie, dijo que la alianza CityFibre-Vodafone tiene “implicaciones significativas para el mercado más general de Reino Unido. Lo más importante es que comienza la competencia por la fibra en el país”.

Dijo que le daría a BT el sentido de “urgencia” para sus propios planes y podría desatar un enfoque más agresivo de la compañía en la venta de los paquetes quadplay, televisión, telecomunicaciones móviles y fijas y banda ancha.

Vodafone construyó fibra en otros países, entre ellos Irlanda, Alemania, Italia y Portugal. Le ofrecieron banda ancha en Reino Unido donde es propietario de la antigua red Cable & Wireless, a través de un acuerdo de venta mayorista con Openreach.

Se relacionó a la compañía con una fusión con Virgin Media, que invierte 3 mil millones de libras en nueva fibra en Reino Unido, pero es poco probable que el acuerdo de CityFibre es se cruce con la red de la compañía de cable.

CItyfibre saltó a la fama cuando construyó una red completa de fibra óptica en York con respaldo de Sky y TalkTalk.

Adquirió activos en docenas de ciudades secundarias que van desde Edimburgo a Peterborough y Weston-super-Mare, en las que se puede comenzar a revestir la fibra óptica.