Récord en Wall Street por máximo del dólar

Rendimientos de bonos del gobierno, también en la altura ante expectativa de mayor crecimiento.
Este viernes la moneda estadunidense alcanzó un nuevo máximo en 13 años.
Este viernes la moneda estadunidense alcanzó un nuevo máximo en 13 años. (Brendan Mcdermind/Reuters)

México

Viernes, 14:30 horas, tiempo medio de Greenwich. Wall Street observa niveles récord, ya que el dólar sube a un nuevo máximo en 13 años y los rendimientos de los bonos del gobierno alcanzaron máximos de varios meses ante las expectativas de que las políticas del presidente electo, Donald Trump, impulsarán la economía y entregarán una política monetaria más estricta.

Después de una sesión mixta en la región Asia-Pacífico, que incluyó la entrada a un mercado alcista de las acciones japonesas, el Stoxx 600 paneuropeo cayó 0.2 por ciento.

Pero todos los ojos están en Wall Street, ya que el S&P 500 abrió un punto arriba para alcanzar 2 mil 188, que deja a la referencia de capitales a solo 2 puntos de alcanzar el récord de cierre al que llegó en agosto.

Los capitales estadunidenses, que normalmente establecen el estado de ánimo del mercado bursátil mundial, subieron considerablemente desde que Trump ganó la Casa Blanca, ya que los inversionistas recibieron bien el fin de la incertidumbre electoral, mientras sectores como la construcción y la banca esperan que el presidente electo logre aumentar el gasto en infraestructura para el primero y aligere las medidas regulatorias para el segundo.

La ventaja económica que los partidarios creen que sus políticas van a lograr, también le dieron un empujón a la moneda de EU y propició que los inversionistas salieran de los bonos de gobierno ante la expectativa de que la Reserva Federal probablemente eleve la tasa de interés más rápido de lo que se esperaba para contener la inflación.

Al dirigirse al Congreso de EU el miércoles, Janet Yellen, la presidenta de la Reserva Federal de EU, dijo que un incremento en las tasas de interés a corto plazo “se podría volver algo apropiado relativamente pronto”.

Los sólidos datos de EU —incluido un mínimo en cuatro décadas en los datos semanales de desempleo y que la vivienda comienza a alcanzar un máximo en nueve años— también respaldaron el argumento para una política monetaria más estricta, ya que los mercados consideran una probabilidad de 96 por ciento para que se presente un incremento de las tasas en diciembre.

Los rendimientos de los bonos a dos años, sensibles a la política, subieron un punto base, para llegar a 1.03 por ciento, mientras que los bonos del Tesoro a 10 años, que son los más sensibles a las expectativas de inflación, aumentaron un punto base, para alcanzar 2.29, cerca de su máximo en 11 meses.

El viernes, el índice del dólar, una medida de la moneda estadunidense frente a una canasta de contrapartes globales, subió 0.1 por ciento, para llegar a 100.97 —su nivel más alto desde marzo de 2003— y se contempla un décimo día consecutivo de ganancias, lo que podría ser la racha ganadora más larga desde 2012.

Entre las monedas de las economías desarrolladas, el euro y el yen son los que tuvieron un impacto más notable por la recuperación del dólar. La moneda única cayó 0.1 por ciento para llegar a un mínimo de 11 meses de 1.0514 dólares. El yen japonés está 0.1 por ciento más bajo y se ubicó en 110.23 yenes por dólar, su nivel más débil desde mayo, después de perder más de 5 por ciento desde la elección de Trump.

El yuan chino bajó 0.2 por ciento frente al dólar después de que el banco central del país fijó la banda alrededor de la cual la moneda puede operar de una manera más débil para registrar una decimoprimera sesión consecutiva. El índice de capitales Shanghai Composite cayó 0.5 por ciento, pero el Hang Seng de Hong Kong, que suele guiarse más por Wall Street, subió 0.4 por ciento.