Proteccionista, titular de pactos comerciales en EU

Donald Trump elige a Robert Lighthizer, en otra señal de que su gobierno impulsará su postura contra el libre intercambio que proclamó en su campaña.
Robert Lighthizer trabajó como representante adjunto de comercio de EU en la administración de Ronald Reagan.
Robert Lighthizer trabajó como representante adjunto de comercio de EU en la administración de Ronald Reagan. (Archivo Bob Dole)

Washington

Donald Trump eligió como representante de comercio de Estados Unidos a quien desde hace mucho tiempo es un defensor de un mayor proteccionismo, en otra señal de que su gobierno se prepara para asumir la postura de políticas comerciales agresivas que defendió durante su campaña presidencial.

Robert Lighthizer, quien dirige las reuniones del equipo de transición de Trump sobre el comercio con el gobierno de Obama, trabajó como representante adjunto de comercio de EU en la administración de Ronald Reagan en una época en el que la presidencia era famosa por sus luchas comerciales con Japón. Durante mucho tiempo representó a la industria acerera de EU en casos de comercio como socio del bufete de abogados Skadden Arps y en los últimos años se muestra como un defensor vocal del cambio hacia el proteccionismo en el Partido Republicano.

Como representante de comercio de EU, Lighthizer desempeñará un papel clave para que se cumplan las promesas de campaña de Trump de eliminar las prácticas comerciales desleales de China y renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan) con Canadá y México.

“Hará un trabajo increíble para ayudar a transformar las fallidas políticas comerciales que le arrebataron la prosperidad a tantos estadunidenses”, dijo Trump en el comunicado con el que anunció su decisión.

“Estoy totalmente comprometido con la misión del presidente electo Trump de equilibrar el campo de juego para los trabajadores estadunidenses y forjar mejores políticas comerciales que van a beneficiar a todos los estadunidenses”, dijo Lighthizer.

El nombramiento, el cual debe confirmar el Congreso, es la señal más reciente de lo que parece será un gran cambio en la política comercial de EU cuando Trump asuma la presidencia el 20 de enero.

El presidente republicano entrante se comprometió a retirar a Estados Unidos de la Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés), un enorme acuerdo comercial en la región Asia-Pacífico que negoció el presidente Barack Obama. También amenazó con imponer a China aranceles punitivos en lo que algunos temen podría convertirse en el detonador de una guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo.

La nominación de Lighthizer provocó una respuesta tibia por lo menos de un importante republicano a favor del comercio. “Espero con interés un vigoroso debate de la filosofía y las prioridades de comercio de Bob”, dijo el senador Orrin Hatch, quien encabeza el poderoso comité de finanzas que sostendrá las nuevas audiencias de confirmación del nombramiento para la Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos (USTR, por su sigla en inglés).

Tuvo un recibimiento más caluroso de los demócratas e incluso de los activistas contra el comercio.

“Bob Lighthizer entiende el impacto perjudicial que tienen las importaciones de comercio desleal sobre los trabajadores y las empresas de EU”, dijo Sandy Levin, demócrata de Michigan quien desde hace mucho tiempo llama a que Estados Unidos implemente reglas comerciales más estrictas. “Su reto será unir las opiniones tan dispares que hay en el gobierno de Trump y crear una política comercial responsable que se mueva más allá de los lemas de campaña de Trump”.

Lighthizer, quien trabajó como tesorero de la fallida campaña para la presidencia de Bob Dole en 1996, es el último personaje de línea dura sobre el comercio que se une a la administración Trump.

Antes de Navidad, el presidente electo nombró a Peter Navarro, economista y autor del libro Death by China (Muerte por China), para que dirija el Consejo Nacional de Comercio de la Casa Blanca. También nominó al multimillonario inversionista, Wilbur Ross, para el cargo de secretario de comercio, un papel que se espera indique la directriz de la política comercial del gobierno.

Algunos analistas plantearon sus dudas acerca de si la creación del consejo comercial y el liderazgo que se espera de Ross sobre el comercio tendrá como resultado la disminución del papel del representante de comercio de EU, un papel que en el pasado funcionó como el zar comercial del presidente. Pero Sean Spicer, portavoz de Trump, dijo en los últimos días que el USTR continuará como el principal negociador de comercio de Estados Unidos y que solo recibirá la directriz de Ross y del consejo de comercio.

Dan DiMicco, ex director ejecutivo de la siderúrgica Nucor y jefe de la unidad de comercio del equipo de transición de Trump, dijo que Lighthizer será un “fuerte representante de comercio de EU y lo recomiendo ampliamente para el puesto”.

“Durante años peleamos juntos las batallas comerciales”, dijo.

En los últimos años, Lighthizer ha sido un importante defensor de un enfoque de comercio más fuerte entre las personas de ideología conservadora, y argumentó que el Partido Republicano que está a favor del comercio debe abrazar el tipo de proteccionismo por el que aboga Trump.

“Los que abogan por el libre comercio modernos... acogen sus ideales con una pasión que hace que Robespierre parezca prudente”, escribió Lighthizer en un artículo de opinión en The New York Times en 2008.

“Abrazan el libre comercio sin restricciones, incluso cuando esto ayuda a que China se convierta en una superpotencia. Solo ven las normas rígidas, incluso cuando significa sujetarse a los caprichos la burocracia antiestadunidense en la Organización Mundial de Comercio... No ven otra cosa más que el dogma, sin importar cuántos empleos se pierden, cuánto aumenta el déficit comercial o cuánto cae el dólar”.