Temores por deflación determinan los precios del mercado petrolero

Los inversionistas prevén que si el hidrocarburo pierde valor, las grandes economías se verán perjudicadas.
Centro de procesamiento de Pemex en Campeche.
Centro de procesamiento de Pemex en Campeche. (Claudia Guadarrama)

Las señales del mercado y las correlaciones se ponen y pasan de moda.

¿Recuerda cuando parecía que cada punto en el dólar estadunidense determinaba si el mercado estaba dispuesto a tomar riesgos o no?

Ahora existe un debate sobre hasta qué punto las acciones y los bonos son esclavos del precio del petróleo.

Una caída en el precio del Brent o del WTI ilustra la disminución de la demanda, que refleja un crecimiento global más lento, lo que es malo para las acciones. Esta es la explicación simple.

Pero hay un problema con esto.

¿Qué tanto de la reciente caída de los precios del petróleo se debe al tan cacareado aumento de la oferta? Si la demanda es relativamente constante, entonces una caída en el precio determinada por la oferta es una buena noticia para la mayoría de los negocios y los consumidores.

Lo que sugiere que la correlación petróleo/acciones/bonos se trata en realidad de su temor a la deflación.

La perspectiva de que las economías desarrolladas se deslicen a una era de caída de los precios como la de Japón inquieta a los inversionistas.

No se sabe si, o en qué medida, los menores costos de energía agravarán considerablemente este fenómeno. Para los operadores de corto plazo, no tiene por qué ser. Solamente importa que los inversionistas se enfoquen cada vez más intensamente en las correlaciones de emisión y entre activos para que se vuelvan más estrechas en consecuencia.

Las potenciales buenas noticias para que las acciones aumenten de valor es que, como se dice en los mercados de materias primas, "la mejor cura para los precios bajos son los precios bajos", ya que los productores están desanimados y el mercado puede regresar al equilibrio.

¿Pero qué tan puro es el mercado de crudo? En noviembre la OPEP se vuelve a reunir.