'Superdólar' pega fuerte a las ganancias de Puma

Prevé que su utilidad pase de 128 millones de euros en 2014 a entre 80 y 100 mde para este año.
Bjørn Gulden, CEO de la empresa de ropa deportiva.
Bjørn Gulden, CEO de la empresa de ropa deportiva. (Christof Stache/AFP)

Fráncfort

Las acciones de Puma cayeron 7.2 por ciento en las primeras operaciones de la mañana antes de recuperar terreno, después de que el tercer grupo de ropa deportiva más grande del mundo dijo que un dólar fuerte tendrá como consecuencia una fuerte caída en las utilidades este año.

El grupo alemán, que patrocina al velocista jamaiquino Usain Bolt, surte la mayoría de sus productos en Asia con contratos que se pagan en dólares, pero genera una considerable parte de sus ingresos en otras monedas.

Como resultado del aumento de valor del dólar frente a la mayoría de otras divisas, Puma dijo que ahora espera que su utilidad de operación se encuentre entre 80 millones de euros y 100 millones de euros este año. En 2014 registró ganancias de 128 millones de euros.

Sin embargo, el grupo de ropa deportiva se mantuvo en su proyección de que las ventas crecerán 5 por ciento, una vez excluidos los efectos cambiarios.

Puma, cuyo accionista mayoritario es Kering, el grupo francés de lujo, se encuentra en un distante tercer lugar, detrás de sus rivales en ropa deportiva, Nike y Adidas. Intenta replantear la reputación de su marca después del fracaso de su incursión en la ropa deportiva de moda.

La compañía se centra en el desarrollo de productos deportivos más innovadores, mejorar la forma como se comercializan sus artículos en las tiendas y aumentar su atractivo para los clientes femeninos, con este fin el año pasado contrataron como directora creativa a la estrella de música pop Rihanna.

También tiene un fuerte gasto en mercadotecnia, y el año pasado logró el acuerdo de patrocinio más grande en su historia, con el equipo de futbol Arsenal de Londres.

Bjørn Gulden, presidente ejecutivo desde 2013, dijo a los periodistas que el revés de la moneda no cambia la estrategia del grupo, ya que siente que lleva a Puma en la dirección correcta. "Estamos en una fase de transformación", dijo, y agregó que el proceso es un "maratón y no una carrera de velocidad".

La advertencia sobre las utilidades opacó el fuerte incremento de las ventas de Puma en el primer trimestre, que llegaron a 821 millones de euros, 13 por ciento superior al mismo periodo del año anterior. Al excluir el impacto de la fluctuación de divisas, las ventas aumentaron 4.4 por ciento. La utilidad de operación llegó a 38 millones de dólares, por debajo de los 58 millones 600 mil dólares del año anterior.

El mayor crecimiento se produjo en la venta de calzado deportivo, que aumentó 7.8 por ciento, sobre una base neutral de moneda, que recibió la ayuda del lanzamiento del nuevo zapato para correr Ignite, a mediados de febrero.

"Trabajamos muy duro para mejorar nuestra oferta de productos, y a pesar de que sabemos que tenemos mucho camino por delante, sentimos que este crecimiento en el calzado deportivo confirma que vamos por el camino correcto", dijo Gulden.

Las acciones de Puma cayeron 1.7 por ciento, para llegar a 178.05 euros en las operaciones de mediodía en Fráncfort.