Baja utilidad de BP, pero aumenta el sueldo del jefe

El ingreso de Bob Dudley pasó de 10.2 millones de dólares en 2013 a 12.7 mdd el año pasado.
Oficinas del gigante energético.
Oficinas del gigante energético. (Shutterstock)

Bob Dudley, director general de la petrolera británica BP, recibió un aumento de 25 por ciento en su sueldo total y bonificaciones del año pasado, a pesar del deterioro en la rentabilidad para los accionistas y de que la caída de los precios del petróleo afectaron las utilidades de la compañía.

Su sueldo total aumentó de 10 millones 200 mil dólares en 2013 a 12 millones 700 mil dólares el año pasado, de acuerdo con el informe anual de BP, que se publicó ayer.

Sin embargo, gran parte del incremento se debe a que recibió el pago de un paquete de bonos diferidos de 3 millones 400 mil dólares. No recibió nada similar en 2013, lo que refleja cómo después del desastre petrolero de 2010 en el Golfo de México no se otorgaron esas bonificaciones. El derrame fue una carga para BP de 43 mil millones de dólares (mdd) en responsabilidades.

El informe también revela que el sueldo anual de Dudley aumentó 3 por ciento con respecto al año anterior, para ser de un poco más de un millón 800 mil dólares en 2014. Este año no tendrá un aumento salarial, acorde con la congelación de salarios en todo el grupo que se impuso mientras la compañía acelera sus esfuerzos para reducir los gastos después de que los precios del petróleo cayeron casi a la mitad desde el verano pasado.

El bono en efectivo de Dudley se redujo de 2 millones 300 mil dólares en 2013 a un millón de dólares el año pasado, lo que refleja en parte la disminución de las utilidades de BP, y también su decisión de diferir dos terceras partes del pago por tres años, una proporción más grande que antes. Recibirá la suma diferida en acciones.

Hay una recompensa adicional con valor de 6 millones 400 mil dólares que se basa en el desempeño de tres años, el tamaño del cual se determina por una serie de objetivos, que incluyen el rendimiento para los accionistas. En esa medición, BP se ubicó en el último lugar de las cinco grandes petroleras más importantes.

Pero Dudley logró el objetivo de aumentar el flujo de efectivo operativo de BP, que los analistas siguieron muy de cerca para medir la capacidad de las petroleras para cubrir su gasto de capital y pagos de dividendos.

Aunque el índice de reservas probadas/producción de BP —otra medición de desempeño que calcula la cantidad de gas y petróleo que descubrió la compañía mayor a lo que se extrajo— bajó, superó a la mayoría de sus homólogos en esta medición.

Las acciones de BP cayeron 16 por ciento durante 2014, principalmente debido al desplome del precio del crudo Brent, que se redujo 48 por ciento el año pasado debido a una menor demanda a la esperada en China y Europa y al aumento en la oferta de los productores de esquisto estadunidense. La decisión de la OPEP en noviembre de no reducir la producción se sumó a la caída del precio, lo que afectó los ingresos y las utilidades en toda la industria.

El mes pasado, BP reportó miles de millones de dólares en depreciación de activos y pérdidas nominales para el cuarto trimestre de 2014. En una base subyacente, que no incluye los cargos, la ganancia neta por costo de reemplazo (costo actual de suministro) para el cuarto trimestre fue de 2 mil 200 mdd, inferior a los 2 mil 800 mdd del mismo periodo de un año atrás. La utilidad para todo el año cayó a 12 mil 100 mdd en comparación con los 13 mil 400 millones de dólares en 2013.

"La remuneración de Bob Dudley se relaciona estrechamente con los resultados. El pago que recibió en 2014 refleja el alcance de los objetivos estratégicos de BP en los últimos tres años", dijo la compañía.