Nissan presentará un plan para compartir auto vía redes sociales

El programa llamado Get & Go será lanzado por Carlos Ghosn, CEO de la empresa.
La sede de la firma en Yokohama.
La sede de la firma en Yokohama. (Toru Hanai/Reuters)

Nissan lanzará un programa para compartir vehículo que utilizará las publicaciones en las redes sociales para identificar los hábitos de los automovilistas y de esta manera relacionar a posibles conductores con clubes localizados de propiedad de vehículos, en la primera gran incursión de la automotriz japonesa en el sector.

Los fabricantes de vehículos participan cada vez más en los servicios de automóviles, como la reservación de viajes bajo demanda o los programas para compartir coche, ya que tienen que lidiar con la posibilidad del descenso de propiedad de vehículos entre los jóvenes que viven en grandes ciudades.

Pero el enfoque de Nissan, que hará que los usuarios se agrupen en “comunidades” en las que son dueños de un solo vehículo entre ellos se aleja de los proyectos que dieron a conocer sus rivales.

El programa, de nombre Get & Go, lo anunciará Carlos Ghosn, director ejecutivo de Nissan, en la conferencia de tecnología Web Summit en Lisboa.

Se lanzará a finales de este año en París usando coches Micra de Nissan, y los primeros vehículos estarán en la calle a partir de abril de 2017, y si tiene éxito planean realizar un mayor despliegue después del verano.

Los usuarios podrán registrarse en diciembre, a partir de ese momento juntarán a las personas de acuerdo a su área local con otras que también participen en el programa.

Después del registro de personas, la tecnología de Nissan analizará las actualizaciones en redes sociales y su ubicación por medio de sus smartphones para determinar cuáles son los hábitos de conducción y viajes que tienen. Juntarán a los participantes que tengan patrones de uso complementarios para de esta manera evitar enfrentamientos sobre quién puede usar el vehículo los fines de semana o para ir al trabajo.

El grupo se va a comunicar entre sí a través de una aplicación y cada miembro recibirá una factura mensual por su participación en el proyecto; los cobros se basarán en los kilómetros recorridos y en el uso.

Los participantes pagarán por adelantado el costo del coche, mientras que el combustible se cobrará con base en el uso, así que los conductores solo pagarán lo que usen. Los cobros de estacionamiento también se dividen, dependiendo del lugar donde se quede el vehículo durante la noche.

Ghosn dijo: “Nos movemos hacia un futuro donde el uso del coche será más flexible, social y compartido”.

“Somos pioneros de nuevas formas que le permitan a los conductores disfrutar de la libertad y de los beneficios económicos de tener una propiedad compartida de un vehículo:” agregó.

Varios fabricantes de automóviles respondieron ante la posibilidad de la caída de propiedad de vehículos mediante la adquisición de participaciones en grupos para solicitar transporte. General Motors invirtió en Lyft, Volkswagen tiene una participación en Gett y Toyota invirtió en Uber.

Otros, como BMW, Daimler y Ford, lanzaron proyectos para compartir coches dentro de la ciudad, con diferentes grados de éxito.