Nike frena

La marca recortará puestos de trabajo para transformar el negocio.
Nuevos hábitos del consumidor: principal reto para la firma deportiva.
Nuevos hábitos del consumidor: principal reto para la firma deportiva. (Shutterstock)

Nike dará de baja a aproximadamente 1,400 puestos de trabajo, es decir, 2% de su plantilla laboral en el mundo. La reestructuración forma parte de un esfuerzo para transformar su negocio, y así responder al cambio en los gustos del consumidor de manera rápida y mejor.

El fabricante de ropa deportiva, con sede en Oregon, EU, enfrenta la creciente presión de rivales como Under Armour y Adidas. Entre los objetivos de la reestructuración, Nike planea reducir 25% su inventario, para darle prioridad al desarrollo de nuevos productos y disminuir tiempos de entrega.

También planea crear una operación global más “local”, para lo cual se centrará en 12 ciudades clave: Nueva York, Londres, Shanghai, Beijing, Los Ángeles, Tokio, París, Berlín, Ciudad de México, Barcelona, Seúl y Milán. La compañía espera que estas ciudades representen 80% de su crecimiento hasta el 2020.

“El futuro de las marcas deportivas lo decidirá la compañía que logre cubrir las necesidades del consumidor en evolución”, dijo Mark Parker, presidente y director de Nike.

Las acciones de la compañía, de 89,000 millones de dólares, cayeron 2% para llegar a 53.47 dólares en las primeras operaciones.

Las medidas se producen después de que Nike reportó ventas decepcionantes en el tercer trimestre fiscal de marzo. Las acciones sufrieron la mayor caída, de un día, en 19 meses.

Hasta el 31 de mayo de 2016, Nike tenía alrededor de 70,700 empleados en el mundo.