Mujer encabeza simpatías para dirigir banco HSBC

La institución crediticia está a punto de identificar al titular que quiere en el cargo, en reemplazo de Flint.
Esta firma todavía está lejos de su objetivo de 33% cubierto por féminas para 2020.
Esta firma todavía está lejos de su objetivo de 33% cubierto por féminas para 2020. (Reuters)

Al parecer HSBC está a punto de identificar al presidente que quiere como sustituto de Douglas Flint, quien planea retirarse en 2017.

¿Podría convertirse en una rareza entre los grandes bancos globales y elegir a una mujer para el puesto? A principios de este año, la institución dio a conocer que Henri de Castries, el francés de altos vuelos quien solía manejar el grupo de seguros Axa, era el favorito para el puesto. En marzo se instaló en el consejo de HSBC para prepararse y sería una elección estupenda, dada la operación tan importante que tiene el banco en París y a la probabilidad de que algunas funciones de HSBC se muevan de Londres a París, después del brexit.

Pero la política se interpuso. De Castries ahora se prepara para un posible puesto en el gobierno francés, después de actuar como asesor senior del candidato François Fillon. Las elecciones se van a realizar en primavera, así que regresó a la mesa de planeación de HCSB su alta directora independiente Rachel Lomax, quien es la que lleva la delantera en el proceso de nombramiento.

Hay relativamente pocas opciones internas además de David Nish, el ex jefe de Standard Life, quien tiene una serie de puestos no ejecutivos que tendría que dejar. Esto puede persuadir a Lomax para dar prioridad a una búsqueda externa. Y si los rumores en los restaurantes de la City de Londres ofrecen una guía, podría solucionarse con otra mujer.

A la fecha, HSBC, al igual que muchos grandes bancos, hicieron un mal trabajo para elevar a mujeres a los puestos directivos más altos. Solo se trata de cumplir con las recomendaciones del gobierno de que un cuarto del consejo de administración debe consistir en mujeres, pero todavía está lejos de su siguiente objetivo de 33 por ciento para 2020.

Entre la dirección, los porcentajes son menores. Solo uno de seis de los puestos ejecutivos de la división de Reino Unido es una mujer. Ninguno de los nueve altos ejecutivos de la banca de inversión es mujer. Hacer un mejor trabajo en la diversidad es crucial si HSBC quiere revisar las estructuras anticuadas y su forma de hacer negocios.

El consejo reconoció esto como un problema. Además de elevar a Lomax al puesto de alta dirección independiente el año pasado, el grupo nombró el mes pasado a Dame Clara Furse, la ex jefa de la Bolsa de Valores de Londres, para presidir su banca separada de Reino Unido en Birmingham.

La oferta adecuada de mujeres para presidir todo el grupo tal vez esté más lista que la de hombres.

Internamente, Heidi Miller es una opción. La ex banquera senior de JPMorgan ya preside la división estadunidense de HSBC y es muy apreciada. De forma externa, los rumores de la City se centran en algunos nombres. La baronesa Sarah Hogg es una veterana de la City y de gobierno, y es directora no ejecutiva de la Autoridad de Conducta Financiera y de John Lewis Partnership.