El mercado laboral digital, revolución a escala mundial

Plataformas como Upwork dan nuevas oportunidades para que los trabajadores independientes tomen empleos desde casa.
El perfil de una freelancer en Upwork.
El perfil de una freelancer en Upwork. (Especial)

Budapest y San Francisco

La esposa de Dmitry Melnichenko tuvo dudas sobre el plan de su marido de renunciar a su estable empleo de oficina para trabajar en casa como desarrollador web independiente; estaba la incertidumbre del flujo de ingresos, la falta de interacción con los colegas y su pequeña hija en quién pensar.

Pero no solo Melnichenko empezó a ganar más de lo que su esposa esperaba desde que se independizó; ahora la señora Melnichenko, una contralora financiera en una empresa agrícola grande de Ucrania, también va a renunciar a su trabajo y se capacita como codificadora, y se une a más de 120 mil ucranianos freelance que ofrecen su trabajo en plataformas en línea como Upwork.

"Anteriormente trabajaba con una de las firmas de externalización más grandes en administración de la cadena de suministros. Pero ahora puedo trabajar desde casa y tengo mis propios clientes, así que tengo mucho más libertad", dice Melnichenko.

El ejército de trabajadores independientes de Ucrania, el cuarto más grande de la red global de Upwork, ganó 61 millones de dólares en 2014. Para empresas, en su mayoría occidentales que distribuyen empleos en el sitio web, los desarrolladores de red y móviles ucranianos son baratos, sensibles y se pueden evaluar fácilmente con base en los comentarios verificados de clientes anteriores.

Las plataformas digitales, como Upwork, donde los trabajadores independientes pueden ver las ofertas de trabajo, traen nuevas oportunidades para muchas personas que alguna vez estuvieron al margen de la fuerza laboral mundial. Pero también se convierten en una papa caliente política en ambos lados del Atlántico.

Gracias en gran medida a las reacciones negativas contra Uber, el servicio para solicitar transporte, los tipos de trabajo que crean empezaron a ser objeto de un mayor escrutinio, en especial sobre el impacto que tienen en los empleos tradicionales que cuentan con un sueldo seguro y prestaciones.

Los freelancers representan desde hace mucho tiempo una parte importante del trabajo en algunas profesiones. Pero plataformas como Uber y Upwork —firma con sede en EU que se formó por la fusión de Elance y Odesk— representan una nueva forma de fragmentar las labores en tareas parciales y llegar a muchos trabajadores más, lo que potencialmente afecta a una gama más amplia de trabajo.

Junto con los mercados para conductores y profesionistas, estas empresas incluyen a los que ofrecen los llamados "servicios sobre demanda", desde Instacart (compra de abarrotes) hasta Handy (limpieza en los hogares) y Task Rabbit (para una gama casi ilimitada de pequeños mandados).

En Europa "esas plataformas aún no tienen el tamaño de las de Estados Unidos, solo empiezan a surgir, pero estimamos que seguirán las mismas tendencias", dice Jacques Bughin, socio de McKinsey en Bruselas.

Para los Melnichenko y otras familias, la rápida expansión del mercado digital para el empleo eventual ofrece una mayor flexibilidad y oportunidades que de otra forma no tendrían. Melnichenko dice que la llegada de las plataformas en línea para independientes significó que no tiene que trasladarse a Kiev desde su ciudad natal de Zaporizhia.

Solo en los tres primeros meses de 2015, 16 mil profesionistas independientes ucranianos se registraron en Upwork; muchos miles de ellos recién graduados de las universidades a los que les atrajo la promesa de altos ingresos y condiciones flexibles. Los desarrolladores de red y móviles son a los que buscan más, pero los diseñadores gráficos y los traductores también ofrecen su trabajo.

"De repente, alguien con un perfil en particular —un talento o disponibilidad de trabajo— puede satisfacer una necesidad", dice James Manyika, socio de McKinsey. Eso lleva a más gente a la fuerza laboral que anteriormente estaba al margen, ya sea porque no podía encontrar un empleo o porque trabajaba menos horas de las que deseaba. "Esto a menudo se pierde en el debate", dice.

La aparición de nuevas plataformas digitales sumará 2.5 por ciento a las cifras de empleo de Europa para 2025, y algunos países, como España, posiblemente dupliquen ese crecimiento, de acuerdo con McKinsey, aunque los mayores números son en parte el resultado de que se generan trabajos que anteriormente estaban en la "economía gris" informal visible que se llevan a los mercados en línea.

El efecto general es "una mayor participación", un factor que puede elevar el producto interno bruto de Reino Unido y Alemania casi un punto porcentual en las próximas décadas, dicen los consultores.

En Estados Unidos, las plataformas digitales ya ofrecen una fuente material de ingresos para muchos, de acuerdo con Mary Meeker, socia de la firma de capital de riesgo Kleiner Perkins. El profesionista promedio que encuentra trabajo en Thumbtack gana 8 mil dólares al año, mientras que los usuarios de Airbnb ganan 7 mil 700 dólares y los vendedores en eBay 3 mil dólares, dice, algo importante dado que la mayoría ven a esto como formas complementarias de ingresos. Empresas como Uber también afirman que muchos de sus trabajadores dependen de diversas plataformas para ganarse la vida, por lo que es injusto juzgarlos con base en sus ganancias de un solo mercado.

Pero al abrir el trabajo a personas que no podían competir fácilmente en un mercado de talento mundial, los mercados digitales ya produjeron algunos claros ganadores. Dennis Vorobyov, un desarrollador de software cuya compañía, Gbksoft, también hace ofertas de trabajo en Upwork, dice que su madre, una médico con más de 25 años de experiencia, gana menos en un mes de lo que muchos de sus amigos desarrolladores de redes pueden ganar con clientes estadunidenses en un día.

"La gente ahora sueña con convertirse en programadores; tenemos cada vez más escuelas que ofrecen cursos de programación", dice. "Este es un gran cambio en la psicología; los jóvenes ucranianos en la actualidad son valientes; no le temen a registrarse en línea y empezar a trabajar de manera independiente. Es una actitud diferente hacia la vida y el dinero".