Suma 54 empresas la 'lista negra' del fondo petrolero de Noruega

Al usar por primera vez un nuevo procedimiento, el banco central de Noruega decidió que el fondo soberano más grande del mundo no debe invertir en las empresas Daewoo International y Posco, de ...
Edificio del Banco Noruego en Oslo, sede del fondo.
Edificio del Banco Noruego en Oslo, sede del fondo. (Especial)

El fondo petrolero de Noruega, de 870 mil millones de dólares, excluyó a cuatro de las empresas asiáticas más grandes, debido a la preocupación por el grave daño al medio ambiente en las plantaciones de palma de aceite de Indonesia.

Al usar por primera vez un nuevo procedimiento, el banco central de Noruega decidió que el fondo soberano más grande del mundo no debe invertir en las empresas Daewoo International y Posco, de Corea del Sur, ni en IJM y Genting, de Malasia. Los cuatro grupos asiáticos se unen a más de 50 empresas que se encuentran en la lista negra del fondo petrolero, entre las que se encuentran Boeing, British American Tobacco, Rio Tinto y Walmart.

Las decisiones del fondo petrolero, que en promedio es propietario de alrededor de 1.3 por ciento de todas las acciones del mundo, las siguen estrechamente otros inversionistas.

Las exclusiones marcan la primera vez que el banco central de Noruega toma una decisión final, en lugar de que lo haga el Ministerio de Hacienda, en un esfuerzo por despolitizar el fondo. El banco central actuó bajo la recomendación del consejo de ética, que emitió advertencias sobre las cuatro compañías en el último año.

El consejo dijo que se debe excluir al grupo Daewoo, y a su matriz, la acerera Posco, debido a los riesgos por la tala de los bosques tropicales en Indonesia para las plantaciones de palma de aceite. El fondo era propietario de 0.9 por ciento de Posco a finales de 2014, con un valor de 198 mdd, y 0.3% de Daewoo, con un valor de 9 mdd.

A IJM y Genting, dos de los conglomerados más importantes de Malasia, que centran sus actividades en la construcción y en casinos respectivamente, también los excluyeron debido a las plantaciones de palma de aceite de Indonesia. El fondo petrolero era dueño de 0.4 por ciento de Genting, con un valor de 41 mdd, y 1.6 por ciento de IJM, con valor de 46 mdd, a finales de 2014. Normalmente vende sus posiciones antes de la exclusión.

En los cuatro casos, el consejo ejecutivo de Norges Bank decidió que no había otra opción —como protestas formales o trabajar con las compañías— más que la desinversión.

Recientemente aumentaba cada vez más la frustración de los activistas civiles, ya que varias decisiones sobre la desinversión languidecían en el limbo burocrático entre el consejo de ética y el Ministerio de Hacienda.