Pega a consorcio israelí hallazgo gasífero en Egipto

Las acciones de Delek, uno de los inversionistas fuertes en el desarrollo de gas en el campo Leviathan de Israel, cayeron 14%, mientras que Avner Oil Exploration se desplomó 16%.
Las acciones de Delek, uno de los inversionistas fuertes en el desarrollo de gas en el campo Leviathan de Israel, cayeron 14%.
Las acciones de Delek, uno de los inversionistas fuertes en el desarrollo de gas en el campo Leviathan de Israel, cayeron 14%. (Archivo)

Jerusalén

Las acciones de las gaseras israelíes se desplomaron ayer debido al descubrimiento de un campo supergigante de gas natural en aguas egipcias, lo que plantea cuestionamientos sobre el desarrollo de los proyectos gasíferos largamente aplazados de Israel.

Las acciones de Delek, uno de los inversionistas fuertes en el desarrollo de gas en el campo Leviathan de Israel, cayeron 14%, mientras que Avner Oil Exploration se desplomó 16%, y los inversionistas mostraron su preocupación por el atraso ya de años debido a disputas políticas, ahora enfrente una mayor amenaza económica.

La italiana Eni dijo el domingo que encontró "el mayor campo de gas jamás visto en el Mediterráneo", a 190 kilómetros de la costa, y añadió que puede "transformar el escenario de energía" en Egipto, que sufre de escasez interna.

Los inversionistas que desarrollan Leviathan alcanzaron un acuerdo preliminar el año pasado para enviar suministros desde el campo a su terminal ociosa de gas natural licuado de BG Group, de Idku, en Egipto. El contrato propuesto es una pieza clave en el plan de negocios del proyecto Leviathan de 6 mil 500 mdd, al que afectó la caída de los precios del gas y el aumento de la oposición política en Israel. Los accionistas de Leviathan también acordaron en principio suministrar gas desde el campo a la vecina Jordania.

El desarrollo recibió un nuevo golpe ayer, después de que el ministro de Economía, Aryeh Deri, dijo que no apoyará la decisión del gabinete para permitir que continúe el desarrollo, a pesar de la impugnación de la autoridad antimonopolio, incluso si el Parlamento apoya la medida.

El Parlamento tenía previsto votar mañana un esquema para desarrollar Leviathan, que le permitiera al gobierno de derecha de Israel continuar el proyecto por razones de seguridad nacional, a pesar de que la autoridad antimonopolio la impugnó en diciembre, cuando dictaminó que se debe disolver el consorcio que lo desarrolla.

Sin embargo, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, canceló la votación después de que Deri dio a conocer su oposición. Netanyahu fue acusado por los legisladores de oposición de acordar un anteproyecto del desarrollo de Leviathan que establece precios muy altos y da a los inversionistas en campo demasiadas concesiones.