Invierte 310 mdd Toyota en ramo de la tecnología

La participación en 15 'startups' deja atrás conservadurismo en un intento por subir a la ola de autos conectados y robótica.
El movimiento, respuesta a incursiones de Google en el sector.
El movimiento, respuesta a incursiones de Google en el sector. (Yuya Dhino/Reuters)

Tokio

Toyota invirtió en 15 startups de tecnología en todo el mundo mediante un fondo de 310 millones de dólares que lanzó hace 14 meses, lo que marca una ruptura de su postura de inversión habitualmente conservadora en un intento por montarse en la ola de los vehículos conectados y de la robótica.

El enfoque poco característico hacia empresas de tecnología —que van desde autos compartidos y antenas satelitales para pantallas planas hasta robots domésticos— refleja el sentido de urgencia que siente Akio Toyoda, director ejecutivo de la empresa japonesa, para seguir el ritmo de la innovación en la conducción autónoma y las incursiones en el sector por parte de los rivales de tecnología, como Google, de acuerdo con personas cercanas a la compañía.

Toyoda lanzó el fondo a finales de 2015 con Shuhei Abe, director ejecutivo de Sparx, el fondo de cobertura con sede en Tokio, un ex compañero de Toyoda de un MBA en Babson College en EU, y Sumitomo Mitsui Banking Corp.

El fondo de 35 mil 100 millones de yenes (307 mdd) tiene 19 inversionistas, e invirtió en promedio de 5 a 10 millones de dólares en empresas que incluyen a Getaround, el proveedor de coches compartidos con sede en San Francisco; UIEvolution, una compañía estadunidense que produce software para vehículos conectados, y Groove X, una startup japonesa que lanzó el desarrollador de Pepper, el robot acompañante de SoftBank. Invierte principalmente en inteligencia artificial, robótica y tecnologías relacionadas con el hidrógeno, y la semana pasada también anunció una inversión en FiNC, una startup japonesa de salud digital.

Sparx espera cerrar pronto el fondo, una vez que recaude 50 mil millones de yenes, y ampliarse su región de enfoque para incluir a Europa e Israel.

Aunque se ve pequeña en comparación con el fondo de tecnología de 100 mil mdd que recientemente creó SoftBank, es parte de un esfuerzo más general de Toyoda para acelerar la toma de decisiones en el gigante automotriz japonés. Trabaja estrechamente con el laboratorio de inteligencia artificial y robótica de Toyota en Silicon Valley, que dirige Gill Pratt, un experto en robótica que le robó al Departamento de Defensa de EU. Toyota prometió una inversión de mil millones de dólares en la nueva división de investigación.

“La principal prioridad para nuestra inversión es encontrar una compañía que tenga una ventaja tecnológica. La clave son los nuevos servicios que surgirán cuando todo esté conectado en una era del “internet de las cosas”, dijo Takaki Demichi, ejecutivo de Sparx Asset Management, que supervisa el fondo con Toyota.

El fondo tiene un periodo de inversión hasta de 10 años con una tasa interna de rendimiento objetivo de 15 por ciento, de acuerdo con Demichi.