Inversión petrolera en Irak, frenada por el EI

Las empresas locales no logran obtener 15 mil mdd anuales que necesitan para aumentar la producción.
Las movilizaciones de los extremistas.
Las movilizaciones de los extremistas. (AP)

Nueva York y El Cairo

El conflicto en Irak ha creado una amenaza para la producción petrolera que puede llevar a un incremento de precios, advirtió el organismo de vigilancia de energía de los países desarrollados.

Fatih Birol, economista en jefe de la Agencia Internacional de Energía (AIE), con sede en París, dijo que el levantamiento del Estado Islámico de Irak y del Levante (EI) obliga a la agencia a reevaluar sus expectativas para el suministro de crudo, ya que los grupos islámicos están frenando las inversiones en producción.

En una plática con el FT en Nueva York, Birol dijo que la inestabilidad en el Medio Oriente, especialmente en Irak, tiene "implicaciones importantes".

"Ha surgido un nuevo parámetro en los mercados petroleros", dijo. "En el pasado hablábamos de precios, oferta, demanda y crecimiento económico. Ahora hay un nuevo parámetro: el EI".

La AIE pronostica en su Panorama Energético Mundial de este mes que el suministro que proviene del Medio Oriente podría cumplir con la mayor parte del incremento esperado de la demanda global durante los próximos 25 años. Se espera que Irak represente cerca de la mitad del crecimiento previsto en la región, con su producción aumentando a 2.6 millones de barriles diarios para 2025, y 5 millones de barriles al día en 2040.

Sin embargo, ese incremento requiere gastos de 15 mil millones de dólares al año en la industria petrolera de Irak, y los temores por la inseguridad provocaron que no haya suficiente inversión, dijo Birol. Como resultado, agregó, los expertos en pronósticos se vieron obligados a reducir las proyecciones de los suministros.

Según la Revisión Estadística de BP, con 150 mil millones de barriles, Irak cuenta con la tercera reserva de petróleo convencional más grande del mundo (una categoría que excluye extracciones a mayor costo como las arenas bituminosas y el esquisto). Las mayores reservas de ese tipo se encuentran en Arabia Saudita y en Irán.

Pero no todas las noticias de la industria petrolera de Irak han sido malas este año. Este mes, el gobierno en Bagdad y el gobierno regional de Kurdistán, en Erbil, que normalmente están enfrentados, llegaron a un acuerdo temporal para compartir las exportaciones y los ingresos petroleros.

Los seis campos más importantes del país se encuentran en el sur, una zona relativamente plácida y que cuenta con una mayoría chiita, lejos de las zonas con mayoría sunita y religiosamente mixtas que controla el EI o en donde está combatiendo, y este año la producción petrolera de Irak solamente cayó una décima parte.

Luay al-Khatteeb, director del Instituto de Energía de Irak, dijo que las compañías internacionales mostraron pocas señales de reducción de la producción en Irak. BP, Exxon Mobil, Shell, CNPC, Sinopec y Lukoil, continúan trabajando en los campos del sur y del norte. Sin embargo, el rápido ascenso del EI ha planteado interrogantes sobre la seguridad del país, sumándose a las preocupaciones de las empresas internacionales sobre problemas regulatorios, ambientales y presupuestales.

Patrick Osgood, analista de Irak Oil Report, en Ebril, dijo que las empresas internacionales continuaban con una rehabilitación superficial en las "zonas industriales abandonadas" (brownfields) de los campos del país, mientras seguían sin trabajar en los terrenos no urbanizados (greenfields) que requieren altos gastos de capital para poner en marcha una nueva producción, debido principalmente a las regulaciones que dificultan que los inversionistas recuperen su dinero.

"Lo que tenemos ahora es un incremento masivo en requisitos de gastos de capital en un entorno de contratos disfuncionales, sumado al hecho de que Irak está quebrado", dijo Osgood. "La mala infraestructura de carreteras y transporte se suman a las preocupaciones de seguridad y, por lo tanto, a los costos", agregó.

"Cuando las empresas petroleras busquen inversionistas institucionales, van a ser muy cautelosas con el entorno de seguridad y van a exigir que se les pague más rápido. Todo el petróleo de Irak fluye a través de cuellos de botella muy estrechos, y destaca la amenaza del EI."

Los precios del petróleo han caído 30 por ciento desde junio, generando una carga financiera en varios miembros de la OPEP, el cártel de países productores de petróleo, y ha llevado a que algunos pidan recortes en la producción en su reunión ministerial en Viena de esta semana.

El análisis de la AIE indica que con el tiempo los precios del petróleo probablemente se recuperen en cuanto crezca la demanda en las economías emergentes, impulsando a los productores petroleros y ayudando al desarrollo del esquisto estadunidense, las arenas bituminosas de Canadá y otras reservas de alto costo.

En un discurso en el Centro de Política Energética Global de la Universidad de Columbia, Birol dijo que era poco probable que la producción de crudo estadunidense pudiera satisfacer el incremento esperado de la demanda global, incluso si la producción de petróleo de esquisto seguía superando los pronósticos, tal como lo ha hecho en los últimos años.