Caen los inventarios de gasolina en Estados Unidos; alza en futuros

Productores de petróleo y etanol siguen de cerca un nuevo estándar de combustible renovable.
Shell, una de las distribuidoras del combustible.
Shell, una de las distribuidoras del combustible. (Fred Prouser/Reuters)

Nueva York

Los futuros de la gasolina en Estados Unidos llegaron a su nivel más alto en tres semanas después de que el gobierno informó que se veía una caída en los inventarios, reflejando una demanda inesperadamente fuerte del combustible.

La gasolina se ha convertido en el punto focal no solamente para los operadores de petróleo crudo, de la cual se refina, sino también para los productores del etanol, con lo que se mezcla en la mayoría de los galones que se vende en ese país.

Para la Casa Blanca es importante considerar la cantidad del combustible que están utilizando los conductores estadunidenses al momento de revisar el mandato nacional de la mezcla con etanol conocido como el estándar de combustible renovable. Si se vende más gasolina hecha con petróleo, se puede mezclar más etanol con una proporción de 10%, que es el estándar de la industria.

La semana pasada los inventarios estadunidenses de gasolina se redujeron en 400 mil barriles, para llegar a 210.3 mdb, informó el gobierno.

Esto es una reducción cuatro veces más grande de la que esperaban los analistas. El consumo doméstico de gasolina subió ligeramente en la semana para llegar a 8.8 millones de barriles diarios.

El consumo de gasolina en EU todavía se encuentra muy por debajo de su nivel más alto, registrado en 2007, gracias al tibio crecimiento económico y al impulso por la eficiencia de combustible. Sin embargo, los volúmenes vendidos mostraron una fuerza sorprendente en los meses recientes.

La Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA) pronostica un consumo promedio de 8.82 millones de barriles diarios para 2014. El gobierno ha incrementado repetidamente el pronóstico durante el presente año.

EIA señaló que sus estimaciones de demanda fueron utilizadas por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) mientras preparan una norma final sobre cuánto etanol debe mezclarse con la gasolina este año. En los últimos días, la Casa Blanca se ha reunido con grupos de la industria para discutir la norma.

Aakash Doshi, analista de Citigroup, cree que la norma final probablemente se encontrará entre 13.3 mil millones y 13.6 mil millones de galones de etanol a base de maíz, frente a la propuesta inicial de 13 mil millones.

El precio de la gasolina a entregarse en octubre también se ha fortalecido en comparación con los contratos para entregas posteriores. Las importaciones a la costa este de Estados Unidos, que incluye el punto de entrega de los futuros de gasolina de Nueva York, se preparan para disminuir debido a los recortes en las refinerías del este de Canadá, Europa y la costa estadunidense del Golfo de México, dijo la consultoría Energy Aspects.

"Los suministros aquí están realmente ajustados como resultado de diversos factores", dijo Andy Lebow, vicepresidente senior de Jefferies en Nueva York.