GSK rebasa a Reckitt en lucha por parte de Pfizer

La compañía ha superado la oferta de su rival británica y es la favorita para quedarse con el sector de atención de salud del consumidor de la farmacéutica estadunidense.
La compañía presentó su oferta final esta semana.
La compañía presentó su oferta final esta semana. (Shutterstock)

Londres y Nueva York

GlaxoSmithKline (GSK) está en la primera posición para ganar la carrera para adquirir la operación de atención de salud del consumidor de Pfizer, la compañía farmacéutica estadunidense, después de superar la oferta rival de Reckitt Benckiser.

Pfizer espera asegurar hasta 20 mil millones de dólares (mdd) por la unidad, que cuenta con productos de marca que se venden sin receta médica como los analgésicos Advil, los multivitamínicos Centrum y el suplemento alimenticio de calcio, Caltrate.

Tanto GSK como Reckitt presentaron las ofertas finales esta semana antes de la fecha final de mediodía del miércoles, de acuerdo con personas que participaron en el proceso.

Si GSK gana la licitación representaría uno de los movimientos estratégicos más grandes a la fecha de Emma Walmsley, a quien el año pasado nombraron como directora ejecutiva de la farmacéutica británica.

No quedó claro si en las últimas semanas de la licitación surgieron otros postores, pero la atención durante todo el proceso de venta se centró en la batalla de ofertas entre GSK y Reckitt. Otras empresas, entre ellas Johnson & Johnson y Nestlé, también participaron en el proceso, pero al final decidieron no presentar una oferta en las rondas anteriores.

Durante todo el tiempo Pfizer mantuvo que estaba considerando la venta o la división del negocio, lo que significa que si no elige a GSK podría deshacerse de la unidad de otra manera. También podría tomar la decisión de conservar el negocio.

“La compra de toda la operación de salud del consumidor de Pfizer no se ajusta a nuestros criterios de adquisición y no fue posible hacer la compra de una parte del negocio”, dijo el miércoles Rakesh Kapoor, director ejecutivo de Reckitt.

Agregó que la compañía se mantendrá enfocada en la integración de Mead Johnson, un negocio de nutrición infantil que adquirió.

Las acciones en Reckitt subieron casi 5 por ciento el jueves por la mañana, mientras que las de GSK tuvieron una caída de casi uno por ciento.

Pfizer puso a la venta la unidad de consumo después de tomar la decisión de enfocarse en el desarrollo y la fabricación de medicamentos con receta.

Su decisión de vender la división de consumo subraya un debate constante en la industria farmacéutica sobre si los fabricantes de medicamentos deben ser propietarios de diversas operaciones como una forma de protección contra lo imprevisible que es el desarrollo de medicamentos.

GSK se encuentra entre los principales defensores de un modelo comercial diversificado y Walmsley anteriormente estuvo al mando de su división de atención de salud para el consumidor. La noche del miércoles GSK no quiso hacer comentarios.

Walmsley, que dirigía la división de consumo de GSK antes de asumir el cargo como directora ejecutiva, no ocultó su interés en el activo de Pfizer. Pero también hizo hincapié en que una adquisición exitosa no era algo fundamental para la estrategia de crecimiento de la compañía.