Las ventas globales de Heineken, impulsadas por China y Vietnam

La cervecera holandesa advirtió que el mercado de Nigeria se complica cada vez más, ya que las personas empiezan a comprar cervezas más baratas.
La cerveza insignia del grupo.
La cerveza insignia del grupo. (Sukree Sukplang/Reuters)

Heineken, el tercer mayor grupo cervecero del mundo, registró un mejor crecimiento de ventas del esperado en el primer trimestre, gracias a la fuerte demanda en China y Vietnam durante el año nuevo lunar.

El volumen de cerveza creció 11 por ciento en los tres primeros meses del año, o 7 por ciento al excluir el tipo de cambio, muy por encima de las expectativas de los analistas de un incremento de 2.3 por ciento en los volúmenes orgánicos.

Las acciones de la compañía subieron 4.7 por ciento en los primeros minutos de operación, para llegar a un máximo de 86.80 euros, antes de reducir la ganancia a cerca de 2 por ciento.

Sin embargo, la cervecera holandesa advirtió que el mercado de Nigeria se complica cada vez más, ya que las personas empiezan a comprar cervezas más baratas, mientras que la posibilidad de una devaluación del naira “tiene un impacto adverso sobre el negocio”.

Nigeria, el productor de petróleo más grande de África y el segundo mayor mercado de Heineken, recibió un fuerte golpe por el desplome de los precios del petróleo y porque los consumidores tienen que pagar más por alimentos y combustible, lo que los deja con menos dinero para gastar en cerveza.

A pesar de que Nigeria tuvo buenos resultados en el primer trimestre —lo que impulsó todo el crecimiento de los volúmenes de cerveza en África y Medio Oriente— la cervecera holandesa advirtió que una base baja “favoreció” el crecimiento en su comparación con el año pasado y que “los siguientes trimestres serán más difíciles”.

Jean-François van Boxmeer, presidente y director ejecutivo, dijo: “Este fue un buen primer trimestre con el apoyo de un fuerte periodo de año nuevo en Vietnam y China y a que la Pascua llegó pronto”.

Mantuvo los objetivos del grupo para todo el año —de crecimiento de ventas y utilidades y una mejora en los márgenes de utilidad de operación de 0.4 puntos porcentuales—, pero advirtió que la volatilidad de la moneda “mantiene su peso en los resultados”.

Las utilidades netas para el trimestre cayeron a 265 millones de euros en comparación con 579 millones de euros en el mismo periodo del año pasado, pero la cifra del año anterior incluyó una ganancia excepcional de 379 millones de euros por la venta de Empaque, su antigua operación de envases en México.

Heineken dijo que por el tipo de cambio espera un golpe de 80 millones de euros para las utilidades operativas de todo el año —en comparación con 60 millones de euros— y un golpe de 50 millones de euros para las utilidades netas, anteriormente de 35 millones de euros.

Al describir los resultados como “fuertes”, los analistas de Canaccord Genuity destacaron el fuerte desempeño en Brasil, donde muchas empresas de consumo registraron una desaceleración, ya que la economía se debilita, pero las ventas de las cervezas premium se mantienen.

En los últimos años Heineken se expandió rápidamente en los mercados emergentes para reducir su dependencia en el mercado maduro de Europa y encontrar nuevos puntos de venta para sus marcas premium más caras. La estrategia logró resultados, pero la recesión en algunos mercados emergentes agregó volatilidad.