Alcatel-Lucent y Nokia, por una fusión 'limpia'

Revelan que las pláticas para que el fabricante finlandés adquiera a su rival francés se dieron durante casi un año.
Michel Combes y Rajeev Suri ofrecieron una conferencia de prensa.
Michel Combes y Rajeev Suri ofrecieron una conferencia de prensa. (Thomas Samson/AFP)

Los directores ejecutivos de Nokia y Alcatel-Lucent defendieron sus planes de convertirse en una sola compañía y afirman que la propuesta de adquisición del fabricante de equipos de telecomunicaciones finlandés de su rival francés, de menor tamaño, evitará los escollos de las anteriores fusiones de las compañías.

Rajeev Suri, de Nokia, y Michel Combes, de Alcatel-Lucent, dijeron a Financial Times que las fuerzas combinadas beneficiarán a toda la industria móvil y la llevarán a una mayor consolidación.

"¿Cuántos operadores tenemos hoy en día que aún no convergen? Se trata de una industria que converge líneas fijas, móviles y cable, y si ese es el caso, necesitamos proveedores que puedan resolverlo", dijo Suri.

En una conferencia de prensa en París, las dos compañías confirmaron que Nokia lanzó una oferta para adquirir todas las acciones de Alcatel-Lucent, y dieron un valor de la firma de 15 mil 600 millones de euros, con la expectativa de crear un rival finlandés-francés para la sueca Ericsson y la china Huawei en la industria de equipos de telecomunicaciones.

Los accionistas de Nokia serán propietarios de aproximadamente 66.5 por ciento de la empresa combinada, cuya sede seguirá en las afueras de Helsinki y mantendrá el nombre del grupo finlandés. Suri y Risto Siilasmaa, el presidente de Nokia, continuarán en sus puestos en la nueva compañía.

Personas cercanas a las negociaciones dijeron que las dos empresas mantuvieron conversaciones durante gran parte del año pasado sobre una serie de transacciones. Los planes de Nokia para adquirir el negocio inalámbrico de Alcatel cambiaron a finales de enero a la idea de una adquisición total, añadieron estas personas. "En algún momento a principios de este año, la sensatez de toda la compañía quedó clara para todo el mundo", dijo una de las personas.

Suri explicó que el acuerdo tomará entre nueve y 12 meses, y se completará "a la brevedad" durante el primer semestre de 2016. Destacó que Francia continuará como un "importante centro de innovación".

Dijo que la compañía espera sumar varios cientos de nuevos puestos en investigación y desarrollo en el país, con un enfoque hacia los recién graduados. Nokia también se comprometió a gastar 100 millones de euros para respaldar la creación de startups francesas como parte del acuerdo.

Pero Nokia y Alcatel-Lucent tendrán que convencer a los accionistas de que la adquisición volverá más fuertes a las dos empresas, a pesar de su mal historial para hacer que funcionen las fusiones.

Nokia pasó por una difícil coinversión con Siemens, que eventualmente llevó al grupo finlandés a comprar la participación de su socio alemán en el negocio de equipo. Del mismo modo, Alcatel pasó por una fusión dolorosa con la estadunidense Lucent en 2006, y la compañía perdió 80 por ciento de su capitalización de mercado en los ocho años que pasaron desde el acuerdo.

Las dos empresas despilfarraron 10 mil millones de euros en su intento de lograr que los acuerdos funcionaran, según los analistas de Jefferies.

Suri señaló que hay diferencias con este acuerdo. "Las fusiones anteriores que tuvimos fueron por la supervivencia y únicamente para recortar costos... esta es diferente, en primer lugar se trata del alcance", dijo.

La nueva compañía será el segundo fabricante de equipos móviles más grande del mundo, con cerca de 35 por ciento de las ventas globales en comparación con 40 por ciento en el caso de Ericsson y Huawei, con cerca de 20 por ciento.

Trío experto en moverse por la vida corporativa

Cuando Rajeev Suri subió al escenario en París para anunciar la propuesta de adquisición de Alcatel-Lucent, abrió con "Merci, bonjour, pero ahora en inglés", lo que refleja el enfoque sin rodeos del director ejecutivo de Nokia.

La aparición de Suri de la sombra de Stephen Elop, su ex jefe, sorprendió a algunos. El ejecutivo de origen indio es solo el segundo no finlandés que dirige la compañía; se le describe como un profundo conocedor de las redes, en las que pasó gran parte de su carrera que le suministró a los operadores. Desde que tomó el puesto de director ejecutivo, en 2014, sus acciones han sido todo menos tranquilas. Una serie de movimientos audaces construyeron un nuevo Nokia que surgió del alguna vez malquerido negocio de redes.

No solo Nokia celebra una transformación con su propuesta de adquisición de Alcatel-Lucent. También su presidente, Risto Siilasmaa, quedó con magulladuras por las repercusiones del último acuerdo del grupo finlandés: la venta de su división de teléfonos móviles a Microsoft y la liquidación de 24 millones 200 mil euros para su ex director ejecutivo, Stephen Elop.

Siilasmaa recibió críticas por el manejo del asunto después de que admitió que dio información engañosa sobre el paquete salarial de Elop. Mucha gente en Finlandia también cuestionó la sensatez de vender la ex joya corporativa del país. Pero se reivindicó porque la división de teléfonos de Nokia todavía sufre mientras que el negocio restante de equipos de telecomunicaciones se desempeñó con solidez.

En sus más de 20 años de trabajo en la industria de las telecomunicaciones, Michel Combes desarrolló una reputación de un ejecutivo austero y que busca la reducción de costos.

Durante los cuatro años como director ejecutivo de Vodafone Europa recortó 2 mil millones de libras de costos. Cuando llegó a Alcatel-Lucent, en 2013, anunció un plan para reducir los costos fijos en mil millones de euros, vendió activos con un valor de mil millones de euros y recortó 10 mil puestos de trabajo.

Sin embargo, el enfoque directo del ejecutivo de 52 años, quien nació en la periferia oeste de la capital francesa, al parecer le ganó capital político con París.

"Siempre fui muy abierto con el gobierno francés sobre mi posición, cuáles eran las opciones y qué sería bueno para la compañía y para Francia y Europa en su conjunto", dijo sobre el acuerdo con Nokia.