Fuga de datos “nos tomó por sorpresa”, admite Facebook

La red social afirma que se enfocó tanto en aspectos positivos que descuidó lo negativo; además, acepta que la amenaza de demanda a “The Guardian” no fue la medida más inteligente.
Sus títulos cayeron 2% la mañana de ayer.
Sus títulos cayeron 2% la mañana de ayer. (Norberto Duarte/AFP)

Nueva York y Berlín

La jefa de asociaciones de noticias de Facebook admitió que fue un “error” no abordar la fuga de datos de Cambridge Analytica en 2015, y dijo que “atraparon por sorpresa” a la red social.

“La compañía se enfocó tanto en los aspectos positivos y no estuvo muy pendiente en lo negativo, y nos tomaron por sorpresa”, dijo Campbell Brown en la conferencia FT Future of News en Nueva York.

Dijo que amenazar con demandar a The Guardian antes de que el periódico británico informara que Cambridge Analytica tuvo acceso a datos de 50 millones de perfiles de Facebook sin que lo supieran los usuarios “probablemente no fue nuestra medida más inteligente”.

“Fue una semana difícil. Francamente ha sido un año difícil”, dijo Brown, una ex periodista de CNN y NBC.

Su reconocimiento se produjo un día después de que el director ejecutivo Mark Zuckerberg hizo su primeros comentarios públicos sobre el escándalo que irritó a los gobiernos de todo el mundo y que tuvo como consecuencia que cayera el precio de las acciones.

El precio de los títulos de Facebook cayó 2 por ciento al finalizar la mañana del jueves.

“Dentro y fuera de la compañía, la gente está muy enojada. Estoy muy enojada. Este abuso de confianza que ocurrió como describió Mark anoche no se siente bien para nadie”, dijo Brown.

El jueves la ministra de Justicia de Alemania incrementó la presión sobre Facebook, al calificar las revelaciones un “escándalo grave” e instar a establecer reglas más estrictas sobre la forma como las empresas de internet recopilan y pasan los datos personales.

Katarina Barley dijo que llamó a la alta dirección de Facebook en Europa para sostener una reunión la próxima semana. “Exijo aclaraciones sobre cómo pudieron ocurrir estos eventos, si los usuarios alemanes y sus cuentas estuvieron involucrados, y qué pretende hacer Facebook para evitar que se repitan estos acontecimientos” dijo.

Barley señaló al Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), un nuevo régimen de datos de la Unión Europea que se promulgará ley en mayo, como una herramienta potencialmente importante para poner en orden a los gigantes de internet. “Sabemos que las empresas se apegan a las reglas de una manera más estrecha cuando hay sanciones que son particularmente dolorosas. La RGPD permite multas hasta de 4 por ciento sobre la facturación a escala mundial”, dijo.

Facebook registró ingresos de 39 mil 900 millones de dólares el año pasado.

La ministra también pidió nuevas reglas que faciliten a los usuarios abandonar los términos y condiciones de las compañías de Internet, sobre todo con respecto al uso de datos. “No puede ser que los usuarios tengan que leer términos y condiciones increíblemente largos y, al final, solo tienen la posibilidad de decir sí o no usar el servicio”, dijo Barley.

En una intervención separada, Helge Braun, el jefe de la cancillería de Alemania, pidió una “regulación equilibrada con respecto al uso de datos para la ciencia, así como para los proveedores de servicios públicos y privados”.

En una entrevista con el diario alemán Handelsblatt prometió que Berlín impulsaría una “ley de datos moderna” que incluya reglas sobre “algoritmos, inteligencia artificial e innovación digital”.

Facebook dijo: “Estamos firmemente comprometidos con la protección de la información de las personas. Como dijo Mark Zuckerberg esta semana, trabajamos arduamente para hacer frente a los abusos que se cometieron en el pasado.

SIN ACUERDO CON  GOOGLE SOBRE “NOTICIAS FALSAS”

Facebook y Alphabet están en desacuerdo sobre cómo abordar una crisis de confianza con respecto a la manera como las noticias fluyen a través de sus plataformas.

Un debate frente a frente entre los ejecutivos que encabeza Facebook y los esfuerzos de Google para cortejar a las editoriales puso de manifiesto las profundas divisiones entre los enfoques de las dos compañías de internet para frenar las “noticias falsas” y la desinformación.

Al hablar en el evento Future of News del Financial Times el jueves en Nueva York, Campbell Brown, directora de las asociaciones de noticias de Facebook, dijo que la red social se “mueve en la dirección” de acreditar a los periodistas como fuentes de noticias de confianza.

Pero Richard Gingras, su contraparte en Google, argumentó que ese enfoque pone en peligro la libertad de expresión.

“Desde la perspectiva de la Primera Enmienda, no queremos que nadie acredite quién es un periodista”, dijo Gingras, vicepresidente de noticias de Google.

Facebook anunció recientemente cambios en su feed de noticias que le darán prioridad a fuentes de noticias “confiables” tras las afirmaciones de manipulación electoral en 2016. Las medidas que toma la compañía ahora se someten a un mayor escrutinio después de la tormenta que se desató por la fuga de datos de 50 millones de usuarios de Cambridge Analytica.