La fortaleza del dólar golpea a Walmart

En EU las ganancias del primer trimestre no impresionaron a los inversionistas y en otros países, el dólar fuerte ha significado una baja de ventas
Las ventas en la misma tienda en EU subieron 1.1%, pero no es lo suficiente como para impresionar a los inversionistas
Las ventas en la misma tienda en EU subieron 1.1%, pero no es lo suficiente como para impresionar a los inversionistas (Shutterstock)

Estados Unidos

La contención del consumidor estadounidense pesó en las ventas de Walmart en el primer trimestre, lo que destaca las difíciles aguas que navegan tanto la cadena minorista más grande del mundo como sus rivales estadounidenses a pesar de los menores precios de los combustibles y el aumento del salario.

Las ventas en la misma tienda en EU subieron 1.1%, pero no es lo suficiente como para impresionar a los inversionistas, y las acciones de la compañía tuvieron una caída de 4.1% para llegar a 76.62 dólares. La utilidad de operación y las ventas totales cayeron por los salarios más altos y la inversión en comercio electrónico.

Charles Holley, director de finanzas, describió al consumidor estadounidense como “todavía cautelosos aunque cautelosos con optimismo”.

La compañía, que genera casi dos terceras partes de sus ventas en EU, señaló que, aunque los consumidores se beneficiaron por los menores precios del combustible, no necesariamente gastaron todo ese dinero extra en las tiendas, sino que pagaron deudas o ahorraron.

Las ventas en EU también se contuvieron por las menores ventas en entretenimiento, después de beneficiarse el año pasado por los buenos resultados de la película Frozen: Una aventura congelada, y productos relacionados.

Greg Foran, director de la operación de EU, llamó a 2015 “El año para mejorar nuestras tiendas”. Tiene planes de impulsar el crecimiento al reducir inventarios, mejorar la distribución de las tienda y diseñar e integrar las ventas físicas y digitales.

La utilidad de operación de Walmart cayó 8.3% para llegar a 5 mil 700 millones de dólares (mdd) en los primeros tres meses que terminaron el 30 de abril, por debajo de las proyecciones de los analistas de 5 mil 800 mdd.

Las ventas cayeron 0.1% para llegar a 114 mil mdd, con lo que no lograron alcanzar los pronósticos de un crecimiento de 1.1% para un total de 116 mil 200 mdd.

Si bien las ganancias por acción de 1.03 dólares se dieron dentro de la guía de Walmart de entre 95 centavos de dólar y 1.10 dólares, la cifra no llegó a la proyección de los analistas de 1.05 dólares. El ingreso neto cayó 7% para llegar a 3 mil 300 mdd.

La compañía todavía supera a su competencia en EU en lo referente a las ventas en tiendas físicas, pero Amazon presenta un enorme desafío en el comercio electrónico.

Walmart intenta superar a Amazon Prime y empieza a realizar las pruebas de un servicio gratuito de entregas ilimitado propio para los siguientes meses. Las ventas de comercio electrónico de Walmart crecieron 17% en todo el mundo. Holley dijo que debe  haber más información sobre cómo funciona la prueba en un periodo de tres meses.

Holley también se mostró optimista de que el golpe que recibió por el aumento en los salarios tendrá “un efecto positivo a largo plazo en las ventas”, señaló que 500 mil asociados, como Walmart llama a su personal, tuvieron un aumento de sueldo desde el anuncio.

En febrero, Walmart dijo que aumentaría los salarios de muchos de sus asociados, una medida que siguieron otras cadenas de tiendas minoristas.

Fuera de EU, la fortaleza del dólar golpeó a Walmart, lo que contribuyó a una caída de 6.6% en sus ventas netas para llegar a 30 mil 300 mdd, mientras que la utilidad de operación cayó 11% para llegar a mil 70 mdd.

Mientras que los negocios subyacentes en mercados como México, Brasil y China fueron positivos, al excluir el impacto de la moneda, su negocio de Asda en el Reino Unido tuvo dificultades en medio de una feroz competencia y guerra de precios que lleva a la deflación de los precios de los alimentos. Las ventas en tiendas comparables cayeron 3.3%.

David Cheesewright, director de operaciones internacionales, se negó a decir si reducirá más los precios a la luz de una guerra de precios que se ve que compañías como Aldi y Lidl ganan participación de mercado, y sólo hizo énfasis de que Asda debe “permanecer competitivo en precios” e implementar “iniciativas a largo plazo”. Dijo que Asda puede ver donde están “las diferencias con los competidores” y “tomar medidas” para hacer frente a eso.