El centenario tendrá que esperar

Por una medida cautelar, se suspendió el lanzamiento del satélite Mexsat 1 a unas horas de su lanzamiento
La Federación Rusa suspendió el conteo del Centenario al descubrir anomalías en un satélite similar.
La Federación Rusa suspendió el conteo del Centenario al descubrir anomalías en un satélite similar. (Reuters)

Ya con la cuenta regresiva en horas, la firma Servicios Internacionales de Lanzamiento (ILS, por sus siglas en inglés), detuvo el lan­zamiento del Centenario, un pájaro de más de 4 toneladas con el que México quiere re­forzar su flota satelital.

Según esta firma que gestiona los lanza­mientos de los cohetes rusos Proton, en el Cosmódromo que la república de Kazajistán renta a la Federación Rusa en Baikonur (a mil 200 kilómetros de Moscú), la suspen­sión al conteo del Centenario se debió a que los ingenieros descubrieron una “anomalía” en un satélite similar.

El Centenario, basado en la plataforma 702HP de Boeing, es uno de los tres satélites que el gobierno mexicano encargó para pro­veer servicios privados y públicos.

El Centenario, o Mexsat 1, que se entregó por parte de Boeing a la Secretaría de Co­municaciones y Transportes, llegó a Baiko­nur a principios de abril y todas las pruebas técnicas pasaron sin novedad.

Pero el lunes 28, a unas horas de que el satélite fuera lanzado en un cohete Proton, ILS anunció haber encontrado fallas en un satélite similar y que por ello suspendería la operación del Mexsat.

Una vocera de Boeing desdeñó cualquier falla en el Centenario y aseguró que la sus­pensión era solamente preventiva.

Por otro lado, del mismo Cosmódromo de Baikonur, el martes pasado partió un co­hete con una nave de carga llamada Progress M27 que falló en su intento de salir de la atmósfera y acoplarse con la Estación Espa­cial Internacional, a donde llevaría 3 tonela­das de provisiones y equipo.