No todas las refinerías son iguales

El cierre de la mayor unidad de crudo en la refinería de Whiting de BP en Indiana sacudió al mercado de nueva cuenta
Con Fibra E, las torres, los oleoductos o las plantas se agruparán en fideicomisos y los valores operarán en la Bolsa Mexicana de Valores.
La unidad de refinería Whiting podría mantenerse cerrada hasta dos meses. (Foto: Cortesía BP)

EU

El cierre de Whiting de BP, después de que se descubrieron agujeros en el sistema de tuberías en la unidad de destilación de crudo de 240 mil barriles al día -con un posible riesgo de incendio- afectó a los mercados de crudo de Estados Unidos (EU), como el de Brent.

La refinería de Whiting de BP tiene un peso en el mercado no sólo porque es la más grande en el Medio Oeste de EU, sino por el origen de la mayor parte de crudo que utiliza.

El petróleo de las arenas bituminosas de Canadá, que normalmente se entregan en Whiting, se va a redirigir al centro de almacenamiento de Cushing, Oklahoma, el punto de entrega del crudo de Referencia de EU West Texas Intermediate. BP también tiene un oleoducto, de nombre BP1, que recorre de forma directa de Cushing a la refinería.

Los operadores de petróleo observan muy de cerca los niveles de inventarios de Cushing cada semana para entender cuál es la situación con los suministros. El cierre en la principal unidad de destilación del crudo de Whiting puede añadir casi un millón de barriles a Cushingcada cuatro días, siempre y cuando se produzca.

Los comentarios en el mercado es que la unidad de refinería se mantendrá cerrada al menos un mes, posiblemente dos. BP reconocióque la unidad, llamada 12 Pipe Still, está cerrada, y dijo que trabajan para ponerla a funcionar lo más rápido posible, sin dar un tiempo estimado. La capacidad total de la refinería es  de más de 410 mil barriles diarios.

El efecto de este cierre en los precios del petróleo fue duro e inmediato. El diferencial del WTI con el índice internacional Brent está por encima de los siete dólares el barril, el más amplio desde mayo.

El precio total del WTI llegó a un mínimo de seis años, por debajo de los 42 dólares el barril. Los precios de la gasolina en el Medio Oeste de EU se dispararon, y un analista estima que esta semana los conductores de la región pagarán precios que normalmente se asocian con un crudo a un precio cercano a los 100 dólares el barril.

Los más golpeados de todos fueron los productores de las arenas bituminosas de Canadá. Whiting realizó una importante obra de modernización en 2013 que permitió que 12 Pipe Still pudiera procesar más crudo grueso y pesado -y barato- de las arenas bituminosas de Canadá. Los precios del Western Canadian Select bajó a la mitad desde principios de julio, por debajo de los 20 dólares el barril.

En 2013, las obras de modernización de Whiting contribuyeron al llamado spread (diferencial) entre el Brent y el WTI -un favorito de los fondos de cobertura así como de los comerciantes físicos- llegó a casi los 20 dólares el barril.

Si bien el spread se estabilizó este año, con un promedio de alrededor de seis dólares el barril, puede pasar por un periodo volátil mientras los ingenieros de BP intentan arreglar la unidad de Whiting.

Genscape, que utiliza cámaras infrarrojas y fotografías aéreas para medir los flujos de los ductos para calcular cuánto petróleo hay en Cushing, dijo que los inventarios en el centro aumentaron a 889 mil 455 barriles, equivalente a o1.5 por ciento.

Algunos operadores ahora preguntan si Cushing puede llegar a saturarse, ya que el centro funciona a 80% de su capacidad de 71 millones de barriles.

Uno de los pocos beneficiarios fue el Brent, que probablemente encuentre una oferta marginal de los operadores que quieran jugar con el spread, incluso cuando tiene la presión del exceso que hay en el mercado global. El Brent se dirige a su primera ganancia semanal en siete semanas, después de que subió casi un dólar desde hace unos días.