El petróleo y su vaivén

La AIE dice que este mercado no encontrará un equilibrio sostenido hasta 2017.
Incluso después de que se levantaron las sanciones y aumentó la produccion en Irán, cayó el número de barriles diarios de la OPEP.
Incluso después de que se levantaron las sanciones y aumentó la produccion en Irán, cayó el número de barriles diarios de la OPEP. (Foto:Reuters)

El mercado del petróleo no encon­trará un equilibrio sostenido hasta muy entrado el próximo año, inclu­so si el fuerte crecimiento de la de­manda y las interrupciones de la producción ayudan a reducir el exceso de oferta, dijo la Agencia Internacional de la Energía (AIE), el principal organismo de energía del mundo,  en su primera proyección para 2017.

En su informe mensual del mercado del pe­tróleo al que se le da gran seguimiento, AIE dijo que a pesar de que se espera que la oferta y la demanda lleguen a un equilibrio a finales del segundo semestre del 2016, se pronostica un pequeño superávit a principios del próximo año.

Se proyecta que la oferta de la OPEP aumente moderadamente, mientras que la producción fuera del grupo, incluyendo la de EU, regresará a su camino de crecimiento. Esto abre el camino para una ligera acumulación de inventarios globales en el primer semestre de 2017, antes de que vuelva a caer.

Sin embargo, en el corto plazo, “se acumuló menos petróleo del que esperábamos origi­nalmente”, dijo la agencia. La proyección del petróleo, que de forma inicial se estimó que quedaría en 1.5 millones de barriles diarios en los primeros seis meses de este año, cayó a 800,000 barriles de petróleo al día.

Esto reanimó la recuperación del precio, lo que llevó a que la referencia internacional del Brent se ubicara por encima de los 50 dólares por barril. La semana pasada, el Brent cayó 1.2% para llegar a 49.71 dólares por barril, frente a un esce­nario generalizado de aversión al riesgo.

El crecimiento de la demanda del petróleo es “significativamente” más grande de lo que se proyectó, mientras que las interrupciones del suministro global, a causa de que se afianzaron los paros de producción desde Nigeria hasta Canadá, se han disipado. La caída constante de la producción de petróleo en EU y un dólar estadounidense más débil también fortale­cieron los precios.

El aumento de la demanda en el primer trimestre fue mejor de lo que se esperaba, lo que llevó a la AIE a revisar a la alza sus estimaciones para los primeros tres meses del año en 400,000 barriles diarios y su cifra para 2016 a 1.3 millones de barriles diarios (mbd).

La fortaleza de la gasolina apoyó la demanda de EU. “Después de hacer una pausa para respirar un poco hacia finales de 2015, EU volvió a descubrir su vigor anterior”, dijo la AIE. En Japón, Turquía y Polonia se podrían ver otros aumentos.

La AIE espera el mismo nivel de crecimiento de la demanda para 2017. La demanda total aumentará de 96.1 mbd este año a 97.4 mbd el próximo año.

Los paros inesperados de suministros, desde Canadá hasta Nigeria y Libia, redujeron la produc­ción casi en 800,000 barriles diarios tan solo en mayo. La producción en todo el mundo se ubicó 590,000 barriles diarios por debajo de los niveles del año pasado, la primera caída significativa desde principios de 2013, para llegar a 95.4 mbd.

“La producción que se paró en Canadá re­gresará totalmente en un futuro próximo, pero los problemas en Nigeria y Libia se ven de mayor duración”, se dijo en el informe de la AIE. “Esa lista actual de paros pronto pue­de crecer con Venezuela”.

La producción de crudo de la OPEP cayó 110,000 barriles diarios en mayo para llegar a 32.61 mbd, incluso con el aumento de la producción de Irán después de que se levantaron sus sanciones. Ya que el crecimiento de la demanda supera la oferta de los países que no pertenecen a la OPEP, se necesitará más crudo de la OPEP. La demanda del crudo del grupo en 2016 será 200,000 barriles diarios más alta que lo que se anticipó inicialmente, 32.5 mbd.

Pero la AIE dijo que el aumento de la oferta de los países fuera del cártel probablemente regrese en 2017 en casi 200,000 barriles diarios, después de una caída de 900,000 barriles diarios en 2016.

“Tras la recuperación del precio del petróleo...y un equilibrio más ajustado del mercado el próximo año, esperamos un ligero aumento en la actividad de culminación a lo largo de 2016 y hasta 2017”, dijo la AIE.

Se espera que la producción de petróleo de esquisto caiga en 500,000 barriles diarios este año y 190,000 barriles diarios más en 2017, a pesar de que se espera que regrese al crecimiento para mediados de 2017, dijo la AIE.

La AIE advirtió que si mitigan los paros de suministro y no se mantiene el crecimiento de la demanda, es probable que sea más difícil limpiar el “enorme” excedente de inventario.

“Es probable que esto perjudique la posibilidad de que haya un au­mento significativo en los precios del petróleo”, dijo la AIE.