La Fibra E, el inicio de la inversión

Los balances de Pemex y CFE están en problemas. Este instrumentopuede permitir nuevas formas de ganar dinero a partir de sus activos
Con Fibra E, las torres, los oleoductos o las plantas se agruparán en fideicomisos y los valores operarán en la Bolsa Mexicana de Valores.
Con Fibra E, las torres, los oleoductos o las plantas se agruparán en fideicomisos y los valores operarán en la Bolsa Mexicana de Valores. (Foto: Shutterstock)

México

Pemex, tuvo pérdidas netas en el tercer trimestre que se dispararon180% hasta llegar casi a 10 mil millones de dólares (mdd) mientras que las pérdidas de la CFE, la compañía de electricidad, aumentaron 240% para llegar a 1,900millones de dólares.

El anuncio de un nuevo instrumento que se diseñó para estimular la inversión en los activos energéticos como los oleoductos y las líneas de transmisión no podría llegar en un mejor momento. Entre las dos compañías, Pemex y CFE esperan utilizar los nuevos instrumentos -llamados Fibra E- para monetizar 1,800 mdd de activos para principios del próximo año.

Fibra E se basan en parte en exitosas sociedades de inversión en bienes raíces, conocidas como Fibras, las cuales han generado más de 11,300 mdd en México desde 2011, según Dealogic.

La Fibra E funcionará como un instrumen­to que permite la inversión externa en activos a través de una sociedad con exenciones fiscales para los inversionistas. No se puede utilizar Fibra E para inversiones en exploración y explotación, pero sí para activos energéticos.

“Lo primero que tenemos en mente, lo que analizamos, son las torres de transmisión y la red eléctrica”, dijo Enrique Ochoa, director de la CFE. “Tenemos la responsabilidad de moder­nizarnos. Queremos utilizar los activos actuales para obtener nuevas inversiones y así desarro­llar infraestructura y transmisión adicionales”, dijo. La CFE destinó 10 mil millones de pesos (607 mdd) en activos para la primera etapa, lista para el lanzamiento de una Fibra E en el primer trimestre, agregó.

Al sentir el efecto de la gigantesca carga fiscal que le paga al gobierno en un momento en que la caída de los precios del petróleo redujo drásticamente los ingresos, Pemex planea monetizar 20,000 mdp en activos de “infraes­tructura diversa” antes del mes de marzo de 2016, dijo su director, Emilio Lozoya.

“El argumento comercial es simple. Podremos utilizar los fondos (generados en una Fibra E) para invertir en cosas más rentables”, dijo el exespecialista en capital privado. “Ya identifi­camos una serie de activos”.

No quiso dar más detalles, pero Pemex ya dio pasos para monetizar activos, al vender 45% del gasoducto Los Ramones II, que llevará gas de esquisto barato de EU, a los fondos BlackRock y First Reserve.

Pemex y CFE tendrán que competir en igual­dad de condiciones con firmas nacionales y extranjeras, pero se mantendrán como propie­dad estatal, una consideración política clave para contrarrestar la crítica de que la reforma vende las riquezas de México o mina la soberanía.

Algunos mexicanos pueden considerar a la Fibra E como una especie de privatización de activos secreta, ya que las torres, los oleoductos o las plantas se agruparán en fideicomisos y los valores operarán en la bolsa de valores. Se espera que los fondos privados de pensiones de México, los cuales ya invirtieron en Fibras, se encuentren entre los mayores inversionistas. Sin embargo, las compañías mantendrán el control de los activos en la Fibra E.

“La Fibra E va a funcionar, pero tomará su tiempo”, dijo Luis Alberto Harvey MacKissack, director gerente senior de Nexxus Capital, la mayor firma independiente de capital privado de México. “Con el petróleo a 40 dólares, no es fácil. Pero cuando vea que sí funciona, voy a recaudar dinero para un fondo muy, muy rápido, segura­mente en los siguientes cinco años”, dijo.

México limita la Fibra E a los activos exis­tentes puesto que ya generan dinero.

La Fibra E funcionará, para inversionistas, de una manera muy similar a los bonos, pero con un mejor rendimiento, dijo Jed Bailey, director gerente de la consultora Energy Narrative. Pero agregó que la posible alza de las tasas de interés de EU puede apretar la diferencia entre el rendi­miento de la FIbra E y otros índices de referencia, como los T-bills de EU.

Algunos activos -como las deficitarias refi­nerías de Pemex- no serán lo suficientemente atractivas para su monetización, y las gasoli­neras no son elegibles. Sin embargo, en una apuesta para impulsar el atractivo del instru­mento, el gobierno permite que la Fibra E no se limite al sector energético, sino también a la infraestructura en general.

“Pienso que habrá un auge de la Fibra E”, dijo Oscar López-Velarde, socio de Ernst & Young quien ya realizó asesorías para el gobierno.