Animales, el nuevo negocio de las farmacéuticas

Grandes fabricantes de medicamentos, entre ellos Zoetis, Novartis y Bayer, ven en medicinas para animales un gran mercado en crecimiento
Casi 60% del mercado se genera por animales de granja y 40% por mascotas
Casi 60% del mercado se genera por animales de granja y 40% por mascotas (Foto: Shutterstock )

Un tratamiento para perros con comezón en la piel resultó ser algo parecido a un tónico para los inversionistas. Apoquel se lanzó el año pasado y fue tan grande su popularidad con los dueños de las mascotas que su fabricante, Zoetis, no podía seguir el ritmo de la demanda. Desde entonces los suministros aumentaron y la compañía espera que las ventas del medicamento al menos se cuadrupliquen este año a 150 millones de dólares (mdd) o más. El éxito del medicamento arrojó luz sobre por qué Zoetis es el centro de la especulación de una adquisición, y por qué la salud animal se convirtió en uno de los nichos más atractivos del sector farmacéutico.

Hace un par de semanas, se informó que Valeant, la farmacéutica con sede en Canadá que busca la compra, tuvo un primer acerca - miento con Zoetis, lo que hizo que aumentara la capitalización de mercado de esta última a casi 27 mil 500 mdd.

Los analistas y ejecutivos de la industria dicen que la salud animal está lista para una consolidación, ya que los grandes grupos farmacéuticos, como la alemana Bayer, la estadounidense Merck y la francesa Sanofi, presionan por una mayor participación en el sector, mientras que Valeant busca una posible entrada. Eli Lilly, otro gran fabricante de medicamentos de Estados Unidos, ya reforzó su posición con la adquisición de los activos para salud animal de la suiza Novartis el año pasado por 5 mil 400 mdd.

Parte importante del atractivo del sector es el incremento en el uso de vacunas y medicamentos para mantener saludables a los anima - les de granja. La creciente riqueza en los mercados emergentes como China lleva a una dieta más rica en proteínas. Así que la agricultura en estos países pasa de ser de pequeñas propiedades a una agricultura industrial, en donde se utiliza habitualmente a las farmacéuticas para combatir enfermedades y aumentar los rendimientos.

Juan Ramón Alaix, presidente de Zoetis, insiste en que, con un uso responsable, los productos farmacéuticos para animales tienen un papel importante en la alimentación de una creciente población mundial. “Habrá una enorme oportunidad para las compañías de salud animal para traer la innovación y tecnología que ayudará a los productores a tener mejores resultados con menos recursos”.

La posibilidad de vender directamente a los veterinarios, a los dueños de mascotas y a los agricultores es otro de los atractivos, especial - mente cuando se compara con las duras negociaciones de precios con los gobiernos y aseguradoras en el cuidado de salud humana. Los costos de desarrollo también son más bajos que los medicamentos para seres humanos debido a que tiene pruebas menos onerosas, y los productos animales suelen tener una mayor longevidad y menos competencia.

Se pronostica que estos facturas podrán ayudar a levantar las ventas mundiales de salud animal de 24 mil mdd el año pasado a 33 mil mdd en 2020, según Vetnosis. Casi 60% del mercado se genera por animales de granja y 40% por mascotas.

Zoetis es el líder en el mercado por ventas con una participación de 20%. La compañía se dividió de Pfizer en 2013, lo que los distingue de sus rivales que permanecen como parte de grupos más grandes. “Este es el gran de - bate en la salud animal: ¿te divides o te mantienes?”, dice Jeff Simmons, presidente de Elanco, la división de Eli Lilly que se encuentra en segundo lugar después de Zoetis. “Pfizer eligió dividirla. Lilly decidió mantenerla”.

Alaix dice que Zoetis tiene más libertad y enfoque por sí mismo, lo que sugiere que no tiene prisa para regresar a un grupo farmacéutico más grande. Pero los analistas dicen que Bill Ackman, el inversionista activista estadounidense que tiene una participación de 8.4% de Zoetis, así como 5.7% de Valeant, recibiría muy bien un acuerdo entre los dos.

Jeffrey Holford, analista de Jefferies, promociona a Bayer como otro posible comprador “lógico y motivado”. Pero Liav Abraham de Citigroup dice que las barreras antimonopolio pueden dificultar ese acuerdo, y recordó cómo Sanofi y Merck abandonaron los planes para una alianza entre sus unidades de salud animal en 2011 debido a los problemas de competencia.

Esto puede despejar el camino para Valeant, cuyo interés potencial, dicen los analistas, puede ser la motivación tanto de una reducción de costos como de un crecimiento. La tasa impositiva de 29% de Zoetis se reduciría fuertemente en el caso de una adquisición por parte de una empresa extranjera como Valeant que está menos expuesta a la alta tasa corporativa estadounidense. Unos programas de ahorros de 300 mdd que lanzó Alaix en febrero se diseñó para mostrar que Zoetis puede ser más eficiente sin la necesidad de que lo compren.