Las exportaciones reaniman a Pekín

Las cifras ayudan a disipar las opiniones negativas sobre la economía del país.
Además de las exportaciones, la inflación y las reservas internacionales fueron positivos.
Además de las exportaciones, la inflación y las reservas internacionales fueron positivos. (Foto: Shutterstock)

China informó datos comerciales más fuertes a los esperados, la última señal de un posible re­surgimiento de la suerte que allana el camino para los datos de crecimiento económico del primer trimestre.

Las exportaciones aumentaron 18.7% en tér­minos de yuanes en marzo en comparación con el mismo mes del año pasado, después de sufrir caídas en enero y febrero. Las importaciones también se estabilizaron, y cayeron solo 1.7% en comparación con una caída de 8% en febrero.

La desaceleración del comercio mundial y el valor del dólar golpeó al sector de exportación de China.

El FMI advirtió que el mundo corre el riesgo de una “desaceleración sincronizada”, pero des­tacó a China como un punto brillante entre las principales economías. Los funcionarios chinos trabajan para contrarrestar la perspectiva cada vez más negativa que tienen los inversionistas internacionales sobre la economía del país.

Dentro de los datos positivos está también la cifra de inflación de marzo donde se mostró que la deflación de los precios al productor se moderó. Esto contribuyó a la decisión de revisar a la alza el pronóstico del crecimiento económico chino de este año, de 6.3% a 6.5%. En la reunión del mes pasado del parlamento chino, el primer mi­nistro, Li Keqiang, proyectó un crecimiento económico de entre 6.5 y 7% para 2016.

“Las importaciones de materias primas de China pronto deben mejorar aún más”, dijo Zhou Hao de Commerzbank.

“Los datos de comercio de China para marzo señalan un crecimiento saludable en los volú­menes de importación y se suman a la creciente evidencia de que el pesimismo extremo de hace unas semanas sobre la economía doméstica era erróneo”, dijo Marcel Thieliant y Mark Williams de Capital Economics.

Las acciones que se operan en Shanghai su­bieron casi 2% sobre los datos de operación, lo que aumenta su repunte a dos meses.

Las reservas internacionales de China subieron 10,300 millones de dólares (mdd) en marzo para llegar a 3.2 millones de mdd, el primer aumento en cinco meses, con la ayuda en parte de grandes superávits comerciales.

Los datos sobre el comercio incluyeron un supe­rávit comercial de 194,000 millones de yuanes para marzo. Las grandes estadísticas de exportación neta ayudaron a fortalecer la cifra de crecimiento económico de china en el último año.

China trata de volver a equilibrar su economía para pasar de ser un país exportador que se orienta a la manufactura e industria pesada hacia una que dependa del consumo y servicios. Pero muchos analistas creen que esta transformación se puede ver afectada por un apoyo crediticio demasiado generoso para las empresas de propiedad estatal, especialmente las empresas “zombi”, empresas de sectores en declive como el cemento, el car­bón y el acero.

El FMI dijo que le preocupa que la reciente mejoría del panorama económico chino se deba a un impulso por las medidas de estí­mulo a corto plazo que pueden exa­cerbar la acumulación de deuda del país que ya es muy grande.