China muere para las automotrices europeas

Conforme la economía china se contrae, los fabricantes europeos de autos de lujo han visto una baja en sus ventas
No solo es un problema de Audi o de BMW, todo el mundo siente la desaceleración de China.
No solo es un problema de Audi o de BMW, todo el mundo siente la desaceleración de China. (Foto: Shutterstock)

China

El mes pasado los fabricantes europeos de automóviles empezaron a sentir la contracción en China, al igual que el impulso que surgió por la naciente recuperación en su continente.

China, el mercado de automóviles más grande del mundo por ventas, fue el principal motor para la rentabilidad de las automotrices como BMW, la división de automóviles Mercedes-Benz de Daimler y Audi en los últimos años, que les ayudó a tapar las grietas estructurales en Europa.

Pero los fabricantes de automóviles de lujo manifiestan las advertencias sobre la caída de rendimiento en China ante el contexto de una economía que se desacelera, los límites a la propiedad de coches en las grandes ciudades y la creciente competencia de las marcas nacionales baratas y alegres.

De acuerdo con un representante distribuidor de China: “se muere la vaca lechera”.

El martes esto quedó claro cuando Audi reportó una caída en sus ventas mensuales en China por primera vez en más de dos años. La compañía -una división de Volkswagen y el principal proveedor para el mercado de automóviles de lujo de China- dijo que las ventas cayeron 1.6% en mayo en comparación con el mismo mes del año pasado.

“Las reservas para comprar en el segmento de lujo en China destaca particularmente”, dijo Audi.

Las ventas de BMW y de los vehículos Mino de la empresa bávara cayeron 4% interanual en mayo, las ventas del fabricante cayeron por primera vez en 10 años.

Jaguar Land Rover, el fabricante de automóviles británico que controla Tata Motors de India, también vio que las ventas de sus codiciados vehículos SUV cayeron hasta 16% en el primer trimestre, de acuerdo con la compañía. En general, las entregas de JLR en China cayeron 32% interanual en mayo.

“No sólo es un problema de Audi o de BMW, todo el mundo lo siente”, dice un ejecutivo de la industria, quien solicitó permanecer en el anonimato.

La Asociación de Fabricantes de Automóviles de China, un grupo nacional de cabildeo, informó la semana pasada que las ventas de coches de pasajeros en total en el país aumentó sólo 1.2% en mayo.

La desaceleración en China llega en un momento incómodo para muchos fabricantes mundiales de automóviles, quienes se enfrentan a los agotadores retrocesos en otros dos mercados que alguna vez estuvieron a la alza: Rusia y Brasil.

Existía la esperanza de que las ventas de automóviles en Europa -que finalmente empieza a crecer tras seis años de descenso después de la crisis financiera- podría compensar parcialmente la desaceleración en China, pero esta se apagó cuando se dieron a conocer las cifras que mostraron que el mes pasado las ventas en la región avanzaron a su ritmo más lento en casi dos años.

Las ventas de automóviles de pasajeros en la Unión Europea aumentaron sólo 1.3% en mayo para llegar a un millón 100 mil vehículos, lo que marcó el vigésimoprimer mes consecutivo de crecimiento, de acuerdo con las cifras que publicó la ACEA, el organismo de fabricantes. La desaceleración se debió en parte a que hubo menos días de venta.

Las ventas de automóviles en la Unión Europea aumentaron 6.8% en los primeros cinco meses del año en comparación con el mismo periodo de 2014, para llegar a 5 millones 800 mil unidades.