Arnab Goswami: “India será la capital mundial de los medios”

Goswami con The Newshour, es ampliamente reconocido por formar un estilo nuevo y agresivo de hacer periodismo en el país donde los canales de noticias del sector privado apenas tienen una década
“Historias de pérdida individual, tragedia individual, ahora se volvieron temas de debate nacional en India” Goswami
“Historias de pérdida individual, tragedia individual, ahora se volvieron temas de debate nacional en India” Goswami (Cortesía Times Now)

Mumbai

Sus entrevistas agresivas dividen a la audiencia de India pero, acompañado por kebabs de cordero en Mumbai, el polémico presentador de televisión le dice a James Crabtree por qué es crucial seguir “las corazonadas” y “ponerte del lado de lo que es correcto”.

Mientras espero a que llegue el presentador de noticias más exagerado de la televisión de India, reflexiono sobre la edición de la noche anterior de su programa, The Newshour con Arnab Goswami. El tema principal de la noche fue típicamente populista, que involucra un proceso judicial sobre unas denuncias de corrupción en el torneo de la Liga Premier de cricket de India. Goswami inició el programa con su estilo audaz. “¿Lo van a despedir?” grita durante su monólogo de apertura, al referirse al principal administrador del cricket.

The Newshour es el programa político en idioma inglés con más audiencia en India, y el estilo bravucón de su presentador transformó a Arnab, como se le conoce comúnmente, en una de las figuras públicas más polémicas del país.

Goswami, quien también es editor en jefe de Times Now, el canal donde aparece The Newshour, es ampliamente reconocido por formar un estilo nuevo y agresivo de hacer periodismo en el país donde los canales de noticias del sector privado apenas tienen una década de antigüedad.

Nos sentamos en una cabina discreta en el Sahib Room, un restaurante indio con temática colonial en un elegante hotel en el centro de Mumbai. Primero le pregunto sobre el programa de la noche anterior: ¿por qué empezar el programa con el escándalo de cricket, en lugar de un prominente viaje al extranjero que realizó el primer ministro Modi? “Básicamente, es una corazonada”, dice.

“Cambié el orden de presentación entre 4 y 4:30 de la tarde. En el curso normal de las cosas tal vez habría empezado con Modi, y después seguiría con el cricket, pero ayer, cuando vi la orden judicial… había muchas preguntas”. Es un movimiento típico de Goswami: elegir un tema donde claramente hay una cuestión moral. “Nuestra pantalla se llenó de gente”, dice con satisfacción. Y, ¿por qué tantos invitados? “La idea es presentar todos los puntos de vista”, dice. “Los oradores que vienen al programa son personas que tienen opiniones firmes”.

Goswami cita acusaciones de sobornos masivos en el periodo previo a los Juegos de la Commonwealth de Nueva Delhi en 2010 como un ejemplo de formación de este enfoque. “Como resultado de nuestra cobertura de cada una de estos fraudes, varias personas en el poder tuvieron que renunciar”, recuerda. El canal también se enfoca al parecer en pequeños ejemplos de injusticia. “Historias de pérdida individual, tragedia individual, ahora se volvieron temas de debate nacional en India”, dice al citar un escándalo reciente donde docenas de mujeres pobres recibieron mala atención médica. “Dedicamos grandes recursos a la historia”, dice, lo transformamos en un importante acontecimiento mediático.

Empezó su carrera como editor junior en el Telegraph de Calcuta en 1994, antes de cambiarse a la televisión, justo cuando las políticas de liberalización que transformaron la economía del país terminaron con la era de India con un solo canal propiedad del gobierno. Creció para convertirse en un presentador senior y editor de NDTV, un nuevo canal de cable, antes de renunciar para establecer Times Now en 2004, un nuevo canal con el respaldo del grupo de medios Times of India. Después de un inicio accidentado, su nivel de audiencia creció. Goswami cita los ataques terroristas que ocurrieron en Mumbai en 2008 como uno de los momentos más importantes en su desarrollo.

Traigo a colación la comparación con los programas estadounidenses de cable, algo que él rechaza totalmente. “No tenemos Fox News en India, así que la gente tal vez quiera enorgullecerse de sí misma pensando que esto surgió a partir de cierta inspiración de Estados Unidos”, argumenta. “Pero creo que tenemos nuestra propio estilo de cultura editorial, nuestra sintaxis, nuestra gramática. Y nunca he visto mucho de esos canales”. Esto puede no ser del todo exacto, de acuerdo con el director de una organización de medios de India con el que hablé antes de nuestro almuerzo, quien comentó: “(Goswami) me dijo que en muchos aspectos sigue el modelo de Fox News”. “Pero ahora quedó atrapado en este estilo. Se convirtió en un vigilante moral, que ahora es juez, jurado y verdugo cada noche”.

Goswami también rechaza este tipo de críticas, dice que aunque los críticos pueden “desdeñar” su estilo, también reconocen su impacto. “Sin duda es diferente al tipo de televisión que se hacía hace 10 años, pero los tiempos cambian. India también cambia”, dice. Encuentro sus opiniones sobre la cultura de medios de India menos que convincentes, dado que parece tan evidente que cierto sentido de objetividad y precisión se perdió en medio del ruidoso barullo que los canales como Times Now crean. Sin embargo, a pesar de toda la controversia que rodea a Goswami, es encantador y atento, con apenas un atisbo de su belicosidad que es tan familiar para su audiencia en India.