Airbus contra Japón

El fabricante analiza las opciones después de que su competidor, Fuji Heavy, obtuvo un contrato de helicópteros
Helicóptero Bell-Fuji, uno de los que se entregarán en 2021
Helicóptero Bell-Fuji, uno de los que se entregarán en 2021 (Foto: Cortesía de Airbus)

Tokio

Airbus considera emprender acciones legales en contra del Ministerio de Defensa de Japón después de perder un acuerdo de miles de millones de dólares (mdd) para abastecer los helicópteros para los grupos de autodefensa en tierra del país, de acuerdo con personas familiarizadas con la situación.

Toda la industria quedó muy sorprendida en julio, cuando el Ministerio de Defensa de Japón le adjudicó al consorcio de la estadounidense Bell Helicopter y la japonesa Fuji Heavy Industries el contrato para el suministro de 150 helicópteros militares para las fuerzas de autodefensa.

El acuerdo, que se estima con un valor de 2 mil mdd para el consorcio Bell-Fuji, le lanza un salvavidas a las operaciones de helicópteros del grupo japonés, que sufre por conseguir pedidos desde 2007. Los helicópteros Bell-Fuji se entregarán en un periodo de 20 años a partir de 2021.

Airbus se asoció con Kawasaki Heavy Industries para la puja del contrato, conocido como programa UH-X.

Diplomáticos de occidente y expertos de la industria consideran que la acción jurídica de Airbus contra el Ministerio de Defensa de Japón por el proceso de licitación es “una de varias vías posibles de queja” que considera el grupo aeroespacial europeo.

La oferta de Airbus-Kawasaki, que propuso una nueva versión del helicóptero Airbus H160, se consideraba como una fuerte favorita hasta solo unas semanas antes de que se diera a conocer la decisión del Ministerio de Defensa.

Bell-Fuji ofreció una versión más barata y con pequeñas modificaciones del Bell 412EPI, un derivado de un helicóptero que está en uso desde antes de la guerra de Vietnam.

Airbus se negó a comentar sobre la posibilidad de emprender acciones legales contra el Ministerio de Defensa de Japón. Sin embargo, algunos de sus altos ejecutivos alegan en privado que el proceso de selección japonés no fue transparente, que pudo estar bajo presiones políticas y que no logró hacer un análisis adecuado del futuro potencial de exportación del diseño que propusieron, de acuerdo con personas familiarizadas con la situación.

Todavía no queda claro si Kawasaki tiene planes para unirse a Airbus en cualquier queja en contra del Ministerio de Defensa, y la compañía no realizó comentarios inmediatamente.

Richard Thornley, director general  de Bell Helicopter en Japón, dijo que la propuesta de Bell-Fuji entregará un reemplazo rentable, capaz y confiable para la actual flota de aeronaves envejecidas de Bell-Fuji UH-1J de las fuerzas de autodefensa en tierra.

“El equipo Fuji-Bell ofreció la propuesta con mejor valor para Japón con base en el diseño comprobado del Bell 412EPI, y la mejor oportunidad para el progreso económico e industrial de Japón con la menor cantidad de riesgo en el costo y en los tiempos de entrega”, agregó.

El Ministerio de Defensa de Japón se negó a comentar sobre cualquier posible acción legal de Airbus, pero dijo que el proceso de selección fue apropiado, justo y totalmente transparente.

Un veterano de la industria familiarizado con Airbus dijo que cabe la posibilidad de que la compañía perdiera el contrato de helicópteros después del cabildeo que realizó el gobierno de EU en nombre de Bell Helicopter. “Cuando hay un postor estadounidense siempre existe la sensación de que la presión puede venir directamente de EU”, agregó.