El acero chino hace temblar a la industria

La entrada de hierro al país aumentó 66% afectando a la industria acerera local
El total de las exportaciones de acero laminado de China hacia el mundo sigue creciendo y alcanzó 39.5 millones de toneladas entre enero y mayo 2015, lo que significó 30% más que en iguales meses de 2014.
El total de las exportaciones de acero laminado de China hacia el mundo sigue creciendo y alcanzó 39.5 millones de toneladas entre enero y mayo 2015, lo que significó 30% más que en iguales meses de 2014.

México

El acero chino hace tambalear a la industria latina. En los primeros cinco meses del año la importación de acero laminado chino a México aumentó 66%, de acuerdo a información de la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero).

El organismo empresarial precisó que de enero a mayo de este año se recibieron en nuestro país 488 mil toneladas provenientes de China, mientras que en el mismo periodo del año pasado entraron 293 mil toneladas de acero laminado.

Alacero señaló que en el periodo mencionado México captó 13% de las importaciones totales de acero laminado, solo superado por Brasil, que concentró 18%, y de Chile, a donde llegó 14% del metal.

De acuerdo con el organismo de representación privada, 62% de los productos de acero laminado importado por América Latina desde China fueron planos, lo cual significó 2 millones 300 mil toneladas.

Otros productos acereros que más importa la región son hojas y bobinas de otros aceros aleados, cincadas en caliente, bobinas en frío, barras de acero y alambrón.

El total de las exportaciones de acero laminado de China hacia el mundo sigue creciendo y alcanzó 39.5 millones de toneladas entre enero y mayo 2015, lo que significó 30% más que en iguales meses de 2014.

En ese periodo, América Latina representó 9.5% de estas exportaciones, reduciendo su participación en 1.5 puntos porcentuales respecto al del mismo periodo del año pasado, cuando fue el 11 destino de la exportación de acero desde China.

“En un contexto de baja actividad económica y demanda de acero, China continúa exportando el metal a niveles récord, lo que le permite darle salida a su sobrecapacidad y mantener sus niveles de empleo. Todo esto en detrimento de la actividad productiva, comercial y empleo de las empresas siderúrgicas latinoamericanas”, subrayó Alacero.

El organismo está integrado por 50 empresas de 25 países, cuya producción es cercana a 70 millones de toneladas anuales, lo cual representa 95% del acero fabricado en América Latina.

En tanto, en México, la producción de acero en el periodo enero - mayo de este año fue de 7.7 millones de toneladas, lo que representó una disminución de 4.8% en comparación con el mismo periodo de 2014, cuando sumaron 8 millones de toneladas.

Los datos estadísticos muestran que si bien el consumo nacional de acero creció 11.8% en comparación con los cinco primeros meses de 2014, este incremento fue neutralizado por las importaciones, que aumentaron 11.4 por ciento en el periodo comparado, para alcanzar 5.62 millones de toneladas, frente a 5.5 millones en igual lapso de 2014.

Apenas este jueves, la secretaría de Economía anunció una serie de medidas para combatir la introducción desleal del acero y productos relacionados. Sin embargo, la expectativa se quedó corta toda vez que el gobierno federal no impuso aranceles al metal importado, sino “medidas administrativas” y prometió consultar con la industria sobre salvaguardas.

En una reunión con representantes de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero), Economía dijo que ambas partes, acordaron un paquete de medidas administrativas, en distintos tres órdenes.

En lo que se refiere a las importaciones temporales para empresas no certificadas, se deben establecer fianzas para garantizar el cumplimiento de los programas de importación temporal (IMMEX), así como la incorporación de 86 fracciones arancelarias de productos siderúrgicos al tratamiento de “mercancías sensibles”, que significa que para su importación las empresas deben demostrar diversos requisitos.

También estas empresas deben regular las importaciones en función de su capacidad instalada y ventas comprobables, y además se autorizarán permisos mediante la regla octava que serán consultados con la Canacero.

Para las importaciones definitivas se acordó ampliar la cobertura del Aviso Automático de Importación, agregando 21 nuevas fracciones arancelarias; así como endurecer la revisión de los Avisos Automáticos de Importación, con especial énfasis en aquéllos con precios significativamente bajos.

De igual forma se acordó constituir un Comité para la revisión de operaciones de comercio exterior, formado por el Servicio de Administración Tributaria, la Canacero y la SE.

Asimismo, para combatir las prácticas desleales de comercio internacional la Secretaría se compromete a: reducir al mínimo los plazos de las investigaciones dentro del marco legal; imponer las medidas provisionales a la brevedad posible, previa justificación de las mismas; así como una aplicación retroactiva de cuotas definitivas hasta 90 días antes de la resolución preliminar, cuando así proceda.