Consienten a los conductores de Uber

Más allá de ofrecer tarifas más baratas a los usuarios, un competidor ofrece acciones a quienes van detrás del volante para tener a los mejores.
Talmon Marco, fundador de Juno, empresa de servicio de transporte en EU, ofrece un mejor acuerdo a los conductores de Uber.
Talmon Marco, fundador de Juno, empresa de servicio de transporte en EU, ofrece un mejor acuerdo a los conductores de Uber. (Foto: AFP)

Los competidores de Uber creen que encontraron una grieta en la armadura del gigante de las aplicaciones para solicitar transporte: los conductores insatisfechos a los que pueden atraer con mejores tarifas y acciones.

Esa es la estrategia que sigue Juno, una startup que planea lanzar su servicio para solicitar transporte en Nueva York esta primavera.

El fundador de Juno, Talmon Marco, el empresario que cofundó Viber, dice que la compañía se enfoca en conductores de Uber y les ofrece un mejor acuerdo con menores comisiones y acciones de la compañía.

“Lo que Uber dejó fuera en el proceso de construcción de la compañía es que se olvidó absoluta y completamente de la gente que hace el trabajo, los conductores”, dice. “Imagina una empresa donde todos los empleados odian a la dirección; ese no es un buen lugar para estar”.

Grupos de conductores en algunos de los mercados de más grandes de Uber en EU, entre ellos Nueva York y San Francisco, protestaron por la reducción de las tarifas de pasaje que se introdujeron en enero, y dijeron que esos recortes afectan los salarios netos.

Tras bambalinas existe una batalla para atraer a los mejores conductores. Lyft, el principal competidor de Uber en EU, corteja a los conductores con su sistema de propinas, así como menores comisiones para los choferes de tiempo completo. Uber cambió su estructura de comisiones la semana pasada para imitar a la de Lyft que recompensa a los conductores de tiempo completo.

Los conductores se convirtieron en el centro de los crecientes esfuerzos para sindicalizarse. Esta semana se introdujo un proyecto de ley en la legislatura de California, en caso de aprobarse, le permitirá a los conductores de Uber y Lyft formar sindicatos. Seattle aprobó una medida similar el año pasado, aunque se impugnó con una demanda.

Marco dice que Juno clasificará a los conductores como empleados, no como contratistas independientes, si conducen exclusivamente para Juno.

En un giro inusual, propone distribuir cada trimestre acciones de Juno a los conductores, para que con el paso del tiempo los conductores puedan acumular tantas acciones como los fundadores.

Sin embargo, en el mercado de transporte de Nueva York hay mucha competencia, y al menos una compañía ya se rindió completamente.

Marco dijo que Juno tratará de evitar la guerra de precios que hasta el momento define al mercado de solicitud de transporte en Nueva York. “Cada vez que Uber o Lyft reducen sus precios, hay una guerra que se pelea a expensas de los conductores”, dijo.

Juno contrata conductores específicamente de Uber, y para unirse solicita que tengan una alta calificación en Uber. La empresa ya le paga a algunos de los conductores permiso para recopilar datos de sus viajes de Uber.

Marco no dio a conocer la cantidad que Juno recaudó hasta el momento, y solo dijo que está en decenas de millones.

Uber no quiso hacer comentarios. La compañía dijo previamente que subieron las tarifas brutas por hora en Nueva York, aumentaron de 26 dólares por hora en 2012 a 39 dólares por hora en 2015. Sin embargo, Uber también aumentó sus comisiones durante ese periodo al sumar honorarios, como cuota de reservación; la compañía no reveló si cambió el pago neto a los conductores.

Uber recaudó más de 10,000 millones de dólares de los inversionistas y es la startup más valorada del mundo, con una valuación de 62,500 mdd.