La gran caída del yen

Toyota, el fabricante japonés de automóviles, alcanzó una utilidad neta trimestral récord, ya que la debilidad del yen compensa la caída de las ventas de sus vehículos, fuera de Estado Unidos
Planta de Toyota.
Es probablemente que Toyota retrase la construcción de su marca premium Lexus en China durante al menos un par de años , ya que un yen más débil hace que sea más barato para mantener la fabricación de automóviles en Japón (Reuters)

Tokio

Los ingresos de Toyota, una de las mayores armadoras de automóviles del mundo, aumentaron 9.3% para llegar a 6.99 millones de millones de yenes (56 mil millones de dólares) para su primer trimestre fiscal, que terminó en junio, a pesar de que las ventas de vehículos cayeron 7% en Japón y 15% en otras partes de Asia, como Tailandia e Indonesia. En EU los volúmenes aumentaron 2.7% y en todo el mundo cayeron 5.7 por ciento.

Las utilidades netas aumentaron a 650 mil millones de yenes frente a 590 mil millones de yenes del año anterior y superaron las expectativas de los analistas de 617 mil millones de yenes. El aumento de las utilidades de Toyota se apoyó en la caída del valor del yen frente al dólar, lo que aumentó el valor de las utilidades repatriadas provenientes del extranjero, especialmente porque las ventas aumentaron en EU. Si se excluyen los beneficios monetarios, la utilidad de operación del primer trimestre resultaría en una caída de 12%, en lugar de un aumento de 9 por ciento.

El grupo, que incluye sus filiales Daihatsu e Hino, fue el fabricante de automóviles con las mayores ventas del mundo durante tres años, pero su ventas mundiales de 5 millones 20 mil unidades para el primer semestre de 2015 quedó detrás de las ventas de Volkswagen de 5 millones 40 mil unidades en el mismo periodo.

Los rivales tienen que lidiar con la reducción de la demanda de China, Rusia y Brasil. VW espera que sus entregas a clientes en 2015 queden en el mismo nivel del año pasado, cuando vendió más de 10 millones 100 mil vehículos.

Toyota tuvo mejores resultados en China en términos de volúmenes de venta, pero una reducción en los precios de los vehículos y los costos de mercadotecnia pesaron en su rentabilidad en ese país. “Las ventas en EU son fuertes, pero las condiciones económicas y de mercado se deterioraron en las regiones de Asia y la competencia es muy feroz”, dijo Tetsuya Otake, director general de Toyota.

Koji Endo, analista automotriz de Advanced Research Japan, dijo: “Esto demuestra lo fuerte que es la operación de Toyota en Norteamérica cuando puede aumentar las utilidades incluso si caen las ventas en todas las demás regiones del mundo. Pero el factor principal realmente es la debilidad del yen”.

A pesar de la caída en las ventas nacionales durante el primer trimestre, Toyota sorprendió al aumentar sus planes de entrega y de producción para 2015 en Japón. Para el año fiscal que terminará en marzo, Toyota aumentó su pronóstico de ingresos a 27.8 millones de millones de yenes, de los 27.5 millones de millones de yenes que proyectó en mayo.

Todavía espera un aumento de 3.5% en las utilidades netas para llegar a 2.25 billones de yenes, lo que significa que alcanzaría máximos históricos consecutivos por tres años seguidos.

Los analistas espera que Toyota eleve su pronóstico de utilidad anual a finales de año, pero Otake dijo que la compañía espera un aumento en los costos que se relacionan con la calidad. Estos incluyen los costos de los retiros de vehículos para su revisión para reemplazar las bolsas de aire potencialmente defectuosas que fabricó Takata.