Toyota invierte en robótica

La japonesa creará un instituto de inteligencia artificial en Silicon Valley para seguir los pasos de Tesla, Google y Apple.
Gill Pratt Akio Toyoda apuestan que la inteligencia artificial puede ser tecnología clave que apoye a industrias en general.
Gill Pratt Akio Toyoda apuestan que la inteligencia artificial puede ser tecnología clave que apoye a industrias en general. (Foto: Cortesía)

Estados Unidos

Toyota reveló sus planes de crear una división independiente de robótica en Silicon Valley. El propósito es defenderse de las incursiones en el sector por grupos de tecnología, Tesla, Google y Apple.

La empresa japonesa dijo contratará a 200 empleados invertirá mil millones de dólares (mdd) para crear el Toyota Research Institute de desarrollo de inteligencia artificial y robótica.

Las automotrices se mueven hacia el corazón de la industria de tecnología, Silicon Valley, desde hace décadas. Pero el cambio tomó urgencia en los últimos años ya que los rivales, dentro y fuera de la industria, intensificaron sus esfuerzos para desarrollar vehículos de autoconducción.

El anuncio de Toyota se produce dos meses después de que contrató a Gill Pratt, el principal experto en robótica de DARPA, la división de investigación del Departamento de Defensa de EU. También prometió gastar 50 mdd adicionales en investigación en inteligencia artificial junto con la Universidad de Stanford y el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Si la carrera es muy larga, quién sabe quién vaya a ganar”, dijo Pratt. “El problema de añadir seguridad y accesibilidad a los coches, y también ir más allá en robótica y otros campos, es extremadamente difícil. La verdad es que apenas estamos al comienzo de esta carrera”.

Las empresas de la industria automotriz luchan para mostrar sus últimos desarrollos en la conducción autónoma. En el último Salón del Automóvil de Tokio se vieron una serie de presentaciones, incluyendo el vehículo de Nissan del cual afirman que aprende los hábitos de manejo de su conductor y ofrece un interior que se puede transformar en una sala.

Si compañías como Google desarrollen tecnología para Audi -al igual que proveedores como Delphi- significa que la autoconducción se encuentra cerca, aunque es probable que tome tiempo para que la regulación se ponga al día. El mes pasado, Tesla empezó a ofrecer el software “Autopilot”, pero advirtió a los conductores que deben mantener las manos en el volante en todo momento.

Después de mucho tiempo de mostrarse cautelosos hacia la conducción autónoma, Toyota ahora acoge el campo, así como la tecnología de inteligencia artificial que tiene aplicaciones más allá de la industria del automóvil.

“La inteligencia artificial tiene el potencial de convertirse en una tecnología clave que apoye a industrias más allá de los vehículos”, dijo Akio Toyoda, director ejecutivo y presidente de Toyota.

El nuevo instituto de investigación también representa parte de los intentos de Toyota para renovarse después de un perjudicial retiro a nivel mundial de vehículos para su revisión hace varios años por una aceleración involuntaria. También tiene avances en áreas como los coches de celdas de hidrógeno como combustible, mientras se enfoca en la rentabilidad en lugar de en la vertiginosa expansión global.

“Enfrenté muchos retos después de que me convertí en presidente y tanto la compañía como yo no tuvimos la capacidad de ver hacia el futuro”, dijo Toyoda. “Ahora estamos preparados para permanecer en la caja de bateo con la mirada hacia el futuro”.

“¿Es demasiado tarde o demasiado temprano? Esperen y vean cómo partimos de aquí”.