Shell compra a BG, ¿qué significa para los accionistas?

Con la adquisición de su rival, Shell se convierte en una de las compañías más grandes a nivel mundial y deja algunas interrogantes para sus accionistas
Shell se convierte en el productor independiente de gas natural más grande del mundo, con recursos que puede aprovechar totalmente en los vastos campos de BG en el este de África, Brasil y Australia.
Shell se convierte en el productor independiente de gas natural más grande del mundo, con recursos que puede aprovechar totalmente en los vastos campos de BG en el este de África, Brasil y Australia. (Shutterstock)

Estados Unidos

Shell anunció la compra de su rival BG por 47 mil millones de libras (unos 68 mil 950 millones de dólares). Aprovechó el bajo precio del petróleo para comprar reservas de alta calidad y una fuerte posición en el negocio de gas natural licuado. Una gran parte las acciones de ambas compañías son propiedad de inversionistas individuales -BG tiene cerca de medio millón de accionistas individuales- y de grandes fondos de capital del Reino Unido.

A continuación vemos los factores clave:

¿Por qué compra Shell a BG?

Todas las grandes petroleras luchan por reemplazar su producción existente con nuevas reservas. Pero a medida que los precios del petróleo (y los precios de las acciones) caen, la compra de nuevas reservas se vuelve más atractivo que descubrirlas. “Al haber apostado enormes sumas de dinero en una costosa producción de petróleo de arenas bituminosas, aguas ultraprofundas y yacimientos en el Ártico, las supermajors (las más grandes petroleras) ahora no están en posición para hacer frente a un bajo precio de petróleo”, dijo Pascal Menges, gerente de Lombard Odier Global Energy Fund.

¿Hay la probabilidad de una oferta de un rival?

Probablemente no. Exxon es el único posible postor “No puedes descartar totalmente una contraoferta, pero pensamos que la prima es lo suficientemente grande como para defenderse de otros postores”, dijo Will Riley, co-gerente de Guinness Global Energy Fund.

¿Qué piensan del acuerdo los analistas y los gestores de fondos?

En general, piensan que tiene sentido. “Convierte a Shell en el productor independiente de gas natural más grande del mundo, con recursos que puede aprovechar totalmente en los vastos campos de BG en el este de África, Brasil y Australia”, dijo Ian Forrest, analista de capitales en Share Centre. Riley dijo que la compatibilidad estratégica es buena, replantea el futuro de Shell en las aguas profundas y el gas natural licuado en lugar de en el petróleo “no convencional” como el esquisto y las arenas bituminosas.

Hay una facilidad de “mezclar y escoger”. ¿Qué es eso?

Los accionistas de BG pueden expresar una preferencia por más efectivo y menos acciones. Pero las asignaciones de más efectivo sólo se concederán si otros accionistas piden menos efectivo y más acciones.  Los inversionistas pueden solicitar recibir acciones A de Shell, pero estas pagan dividendos en euros con una retención fiscal holandesa deducida, así que la mayoría de los inversionistas tienen las acciones B.

Soy dueño de acciones Shell por ingreso. ¿Este acuerdo limitará su capacidad de pago de dividendos?

La fortaleza financiera ha sido una característica de Shell desde hace mucho tiempo, cuya deuda tiene una calificación AA por parte de Moody’s, mejor que muchas deudas soberanas de varios países. 
Sin embargo, sus finanzas quedarán más presionadas como resultado de la transacción. “Esto potencialmente pone una carga en el dividendo ya que redirigen flujos de efectivo para pagar la deuda”, dijo Matthew Beesley, director de acciones globales de Henderson.

La compañía se comprometió a que los dividendos de 2015 se mantengan sin cambios a 1.88 dólares por acción, y a que los pagos pueden crecer en 2016.

¿Qué tan grande será la empresa combinada?

Enorme. Agrega las dos a capitalización de mercados y Shell se convierte en la compañía más grande en el mercado de valores de Londres por cierta distancia. Puede representar 9 % del FTSE 100 y cerca de 7.5% del All Share.

¿Esto causará problemas?

Puede hacerlo. Las normas europeas (“UCITS”, los fondos de inversión que se pueden vender en toda Europa) se oponen a que los fondos con gestión activa tengan una participación de más de 10% en una sola acción, así que puede ser muy difícil que un gestor de fondos mantenga una posición de “sobrepeso” en Shell. Sin embargo, Laith Khalaf de Hargreaves Lansdown señaló que sólo 4% de los gestores activos actualmente cuentan con una posición en Shell que es mayor a su peso en el índice, y seis de cada 10 gestores no cuentan con acciones.

Los tracker funds (fondos de seguimiento) tienen más flexibilidad y pueden contener hasta 20% en una compañía. Sin embargo, demasiada concentración en una sola participación aumenta los niveles de riesgo. “Necesitamos estar conscientes de que 17% de los ingresos del dividendo del All Share tiene relación con gas y petróleo”, dijo Beesley, y agregó que otro 7 u 8% del ingreso proviene de las grandes compañías mineras.