Relojes inteligentes, el tiempo de los wearables está cerca

Si la moda se mueve rápido, la tecnología lo hace todavía mucho más, y tanto Apple como Google mejoran el software de sus relojes inteligentes.
Nadie necesita un reloj inteligente en este momento.
Nadie necesita un reloj inteligente en este momento. (Foto: Shutterstock)

Estados Unidos

La moda puede ser caprichosa. Los relojes inteligentes, que se venden tanto como accesorios de estilo como de tecnología, ya se enfrentan a una reacción en contra.

El Apple Watch salió hace mes y medio, y algunas personas ya lo descartan. El comentarista de la industria musical, Bob Lefsetz, dijo esta semana que sus planes son regresar su Apple Watch, se queja de forma amena que no es bueno para decir la hora y que la pantalla es muy pequeña.

Todavía son los primeros días del Apple Watch, y de los relojes inteligentes en general. Casi todas las personas que asistieron a las conferencias de Google y Apple en San Francisco en el último par de semanas portan algún tipo de pantalla en su muñeca, pero hay muchas señales de que el mercado masivo todavía no se convence. Las mesas donde se muestra el Watch en las Apple Store rara vez están llenas, mientras que las de los nuevos iPhones o iPads lo están, aunque esto se puede deber a que los clientes todavía no pueden comprar uno en la tienda.

Nadie necesita un reloj inteligente en este momento. Un Apple Watch, que es más caro que la mayoría, es un artículo de lujo. Pero si la moda se mueve rápido, la tecnología lo hace todavía mucho más, y tanto Apple como Google mejoran el software de sus relojes inteligentes mucho más rápido de lo que esperaba.

Con complicaciones sencillas cuando fue su lanzamiento hace un año, el Android Wear de Google era prometedor pero confuso, con acceso a su limitada gama de aplicaciones enterradas bajo varios menús y toques de pantalla. Una reciente actualización del software cambió eso, llevó a las aplicaciones y a los contactos al frente, lo que permite tener un acceso más rápido, por ejemplo, en el LG Urban está en la parte superior.

En una función que me encantaría ver en el Apple Watch, las aplicaciones ahora pueden permanecer vivas en la pantalla mientras están abiertas, en lugar de tener que mover la muñeca para que se despliegue en la pantalla.

Sin embargo, una función importante del Apple Watch mientras tanto va a ser mucho más potente. Así como la hora, la mayoría de las carátulas del Apple Watch muestran cinco “complicaciones”, pedacitos de datos como el clima, citas o datos de actividad. El término “complicaciones” viene de la relojería tradicional (que señala extras, a menudo donde se muestra el día, la fecha o las fases de la luna).

Apple dice que pronto permitirá que los desarrolladores de terceros empiecen a crear sus propias complicaciones, así que los resultados de deportes, los horarios de vuelos, el conteo de correos electrónicos no leídos y otras actualizaciones instantáneas las podrá mostrar cualquier aplicación instalada en el Watch.

Por su parte, con la nueva función de “Time Travel” (Viaje en el tiempo), puedes desplazarte a través de tus próximas citas o con otros datos a futuro, como el clima, al usar la Digital Crown (Corona digital) del Watch.

El asistente por control de voz de Apple ya creció mucho en los últimos cuatro años. Incluso si todavía batalla con los acentos marcados y tiene otras debilidades frustran- tes, se dice que su tasa de errores se redujo a 5%; se dice que Google Now está ligeramente detrás con 8%.

Tanto en los relojes inteligentes de Google como los de Apple, así como el dictado de mensajes de texto, ahora la voz se puede utilizar para desplegar aplicaciones y realizar acciones como monitorear un entrenamiento, sin tener que tocar los complicados controles.

Todavía me cohíbe hablar en público con mi muñeca, pero muchas personas ya caminan por la calle y parece que hablan con ellos mismos, utilizan un kit de manos libres para el teléfono. No veo ninguna razón para que con el tiempo no pase lo mismo con los relojes inteligentes. Veredict Software dice que esas nuevas complicaciones y el mejor control de voz tal vez no convenza a los escépticos de los relojes inteligentes en el corto plazo.

Pero si este tipo de mejoras pueden surgir en un lapso de unos cuantos meses, sigo optimista de que el tiempo de los relojes inteligentes está cerca.