“Catsup, aderezos y mayonesa, al alza”

La fusión de Kraft-Heinz se distingue del resto por el impacto al consumidor mexicano. Habrá menos productos de esta marca en los anaqueles, pero más caros, prevé catedrático del ITAM
Fusión de empresas
Fusión de empresas

México

Los clientes de Kraft y Heinz en México ahora pagarían más por sus aderezos favoritos. Si bien las principales fusiones y adquisiciones globales durante este año han pretendido ahorrar costos a las compañías que forman parte de las operaciones, cuando se trata de los clientes los efectos pueden ser adversos. Mientras las operaciones por las que Royal Dutch Shell adquirió GB Group, en 82 mil mdd, y Nokia adquirió Alcatel-Lucent, por 15 mil 900 mdd, no tienen efecto para sus clientes en México, en el caso de Kraft Heinz Co se estima que haya menos productos en las tiendas y a un costo mayor para el mercado nacional, según estimaciones de José Luis Rivas, catedrático de Estrategia Global del área de Negocios Internacionales del ITAM.

El especialista en Administración de Empresas considera los escenarios que se crean en México alrededor de cada una de estas operaciones globales, efectuadas en marzo y abril pasados.

En la compra de British Gas por Shell, dice, habría efectos indirectos, pues no los sentiría el consumidor en México. “Shell, que aumentó en 25% sus reservas de gas y petróleo, sería un postor más fuerte todavía al tratar de pujar por contratos de exploración en Pemex”.

Aunque en otros mercados como el inglés el resultado podría ser distinto, pues Shell se verá beneficiado al volverse el jugador más importante, con lo que el consumidor en el Reino Unido puede ver beneficios por los costos que paga por gas en el mediano plazo.

En cuanto a la compra de Alcatel-Lucent por Nokia, solo produciría una reorganización en las oficinas de México y el posible corte de personal.

Las consecuencias de crecer

“La que sí tiene más efectos directos para el consumidor en México es la fusión entre Kraft y Heinz, porque se está creando un gigante, al ser la quinta empresa de alimentos en el mundo”, destacó el catedrático del ITAM. Desde su perspectiva, esta operación significa que para los consumidores habrá menos opciones de salsas, mayonesas, catsup y congelados en el supermercado y un incremento en los precios. Aunque desestimó qué nivel tocarían estos aumentos.

Estas variaciones se desprenden de la fortaleza que Kraft-Heinz ocuparía en el mercado. Incluso, uno de los socios de Heinz que pujó por Kraft, el fondo de capital 3G en otras operaciones ha recortado el personal, detalla el académico del ITAM.

“Creo que este sería el caso, y al tener más poder en el mercado, veríamos un mayor incremento en los precios en el mercado, y quizá disminuiría la gama de productos que hoy nos ofrecen y disminuirían aquellos que no son tan rentables”. 

Preparar al cliente

En el tipo de fusiones como la de Kraft-Heinz tiene que haber una estrategia de mercadotecnia dirigida tanto a los accionistas de la empresa fusionada como de los consumidores, precisó Rivas. “En esa estrategia se les debe hablar de los beneficios, es decir, explicarle por qué hace más sentido tener las dos empresas juntas que separadas”, sobre todo cuando se trata de un mercado emergente grande como México, concluyó el especialista del ITAM.