HSBC se pone agresivo… en casa

En medio de los anuncios de los recortes en Brasil y Turquía, el banco más grande de Hong Kong vuelve los ojos a casa y comienza una agresiva campaña en Asia.
El gobierno británico tiene el objetivo de lograr un superávit presupuestario para el final de este parlamento que se utilizaría en parte para pagar la deuda nacional.
El gobierno británico tiene el objetivo de lograr un superávit presupuestario para el final de este parlamento que se utilizaría en parte para pagar la deuda nacional. (Foto: Shutterstock)

Las pérdidas de personal del banco casi se compensarán con las nuevas contrataciones ya que busca aprovechar su éxito en Hong Kong. Los titulares sobre la nueva estrategia de HSBC se centraron en su drástico plande recortar 50 mil puestos de trabajo. Pero mientras el banco más grande de Europa realiza recortes en algunas áreas, aumenta otras casi en la misma proporción, particularmente en Asia.

A cuatro años de asumir el cargo como presidente ejecutivo, Stuart Gulliver presentó su plan para transformar el desempeño del banco, que se tambaleó en los últimos años y no logró varios de los objetivos que estableció en su plan estratégico inicial.

Hay tres mensajes principales en lo que Gulliver y su equipo de alta dirección le dijeron a los inversionistas y analistas durante la presentación de cinco horas en la sede de HSBC en Londres.

En primer lugar, destacó la cantidad de cambios que ya se realizaron desde que asumió el cargo y delineó los pasos a seguir para controlar los costos y deshacerse de los negocios con bajo rendimiento. Esto se combinó con una lista de excusas de por qué el banco no logró objetivos en materia de regulación, impuestos y multas.

El segundo punto se centró en por qué el enorme tamaño y alcance mundial de HSBC -que se extiende a más de 70 países- todavía le da una gran ventaja. Gulliver dijo que sumó 22 mil millones de dólares a los ingresos, cerca de 40% del total.

Finalmente explicó la oportunidad que presenta el esperado rápido crecimiento de las economías asiáticas, y en particular en la región del Delta del Río de las Perlas en el sur de China.

“De manera estructural están en el lugar correcto, con una fuerte posición en Asia”, dijo James Laing, subdirector de Capitales para el Reino Unido y Europa de Aberdeen Asset Management, uno de los 10 principales inversionistas del banco. “Los inversionistas tendrán que ser pacientes mientras logran los recortes de costos y la redistribución del capital a activos con mejor rendimiento”.

Los planes de HSBC incluyen recortar 290 mil millones de dólares (mdd) de activos ponderados por riesgos, superior a una cuarta parte de su total. Casi la mitad de esto se deriva de los recortes en su banca de inversión, incluyendo librarse de clientes debajo rendimiento, activos y cambios de tasas de interés a largo plazo. El resto proviene de la venta de operaciones con pérdidas en Brasil y Turquía, recortes de su banca comercial y liquidar su portafolio de hipotecas en EU.

Sin embargo, Gulliver dijo que entre 180 mil y 230 mil mdd de estos activos se reasignarán a actividades de mayor rendimiento, principalmente en Asia.

La historia es similar para la base de costos, que debe seguir sin cambios en una base subyacente entre 2014 y 2017, mientras las inversiones en el crecimiento de Asia, un aumento en los impuestos de la banca en el Reino Unido, y el impacto de la inflación cuentan con un programa de recorte de costos de entre 4.5 y 5 mdd.

El plan de reestructuración de HSBC se basa en la pérdida de 25 mil puestos de trabajos -principalmente por el recorte de 12% de su red mundial de sucursales de banca minorista y la salida de parte de sus actividades en la banca de inversión- la salida de Brasil y Turquía, que en conjunto emplean a otras 25 mil personas.

Sin embargo, esta reducción es de alrededor de una quinta parte de la fuerza laboral total del grupo de 260 mil empleados que casi se compensará con nuevas contrataciones en otras áreas, en particular en la expansión en Asia.

La reacción de los analistas fue de asombro por el nivel de detalle que ofreció HSBC y la falta de entusiasmo en sus nuevos objetivos. El objetivo de rendimiento de capital del banco de 10% para 2017 es ligeramente superior de lo que la mayoría de los analistas consideran que es su costo de capital. Gulliver espera que los inversionistas centrarán su atención en el potencial de Asia, donde ya genera 80% de sus utilidades.

Cuando se combina con Hang Seng Bank, donde tiene una participación mayoritaria, HSBC es el banco más grande de Hong Kong en términos de préstamos y depósitos, y tiene una presencia dominante en muchas áreas, como su participación de mercado en tarjetas de crédito de 44%.

En China continental, HSBC tiene la ventaja de que ya es un banco internacional dominante en el corazón de la manufactura de Guangdong. La mayoría de los analistas dicen que está en tan buena posición como cualquier banco extranjero para tener éxito en una de las regiones de mayor crecimiento del mundo.

“Es una historia muy delicada para ellos. Los números no son enormes en el contexto de la empresa, y no son inalcanzables”, dijo Keith Pogson, director de servicios financieros para Asia de EY.

La marca de HSBC se prepara para desaparecer de las calles comerciales del Reino Unido como parte de las reformas con las que recortará hasta 8 mil puestos de trabajo en su operación en el Reino Unido y pavimentar el camino para una posible venta de su banca minorista.

Los recortes que se dieron a conocer ayer para simplificar las operaciones mundiales de HSBC parecen golpear de manera desproporcionada al Reino Unido, donde la pérdida de empleos representa casi una tercera parte del plan de reducción de empleos de HSBC de 25 mil puestos de trabajo.

Roni Ghose, analista de banca de Citigroup, dijo: “Aunque el Reino Unido será uno de los mercados clave (de HSBC) en el futuro, flaquea en términos de crecimiento de los ingresos de la banca. El Reino Unido es muy grande, pero el crecimiento será más grande en el sur de China”.

La banca minorista de HSBC en el Reino Unido se construyó a partir de la adquisición en 1992 de Midland Bank y tiene más de mil sucursales. En total, HSBC emplea a 48 mil personas en el Reino Unido, de los cuales, alrededor de 4 mil pertenecen a la banca de inversión. Stuart Gulliver, el presidente ejecutivo del grupo, dijo ayer que la banca minorista del Reino Unido operará bajo una nueva marca, que todavía tiene que decidirse.

“Me sorprende que coloquen más activos en (el banco compartimentado) que menos”, dijo Ghose de Citibank. “Están creando un negocio que es autosuficiente y autónomo en caso de que quieran considerar la opción de salir a bolsa o venderlo”.

Algunos analistas dijeron que la decisión de HSBC para considerar trasladar su sede al extranjero en parte se debe al aumento en los impuestos a la banca en el Reino Unido, lo que sugiere que el banco puede salir del Reino Unido si no se abordan los impuestos punitivos en el sector.

Mark Garnier, miembro del parlamento del partido conservador, en el comité del Tesoro de los Comunes, dijo que los planes son un “grito poco sutil” que dirige al gobierno sobre los impuestos. Los impuestos a la banca, a 21 puntos base, representan gran parte de todas las utilidades (de HSBC) en el Reino Unido. “Los accionistas presionan a HSBC para que diga: ‘¿que van a hacer respecto de esto?’”, dijo Garnier.

Chiartan Barua, analista de Bernstein dijo que cree que la reubicación “está en la mesa si el canciller no sale con una fuerte reducción en los impuestos a la banca en el presupuesto inminente”.

Trasladar la sede de HSBC a Hong Kong -la opción más probable- ahorrará cerca de mil 100 mdd al año tan sólo en impuestos a la banca, estima Barua.