Un enjuague bucal que salvará bebés

GlaxoSmithKline fabricará un gel antiséptico que reduce las infecciones del cordón umbilical.
Los ensayos con clorhexidina mostraron reducciones en la mortalidad de recién nacidos.
Los ensayos con clorhexidina mostraron reducciones en la mortalidad de recién nacidos. (Foto: Cortesía)

Corsodyl, de GlaxoSmithKline (GSK), que se usa para enfrentar la gingivitis y el mal aliento, contiene clorhexidina, un ingrediente activo que se descubrió reduce las infecciones del cordón umbilical en los bebés recién nacidos.

GSK utilizó este agente antibacteriano como base para un nuevo producto que obtuvo la aprobación de los reguladores europeos.

El gel, que se va a distribuir bajo el nombre Umbipro, se diseñó para untarlo en el corte del cordón umbilical de los bebés en países de bajos ingresos donde las infecciones son potencialmente mortales.

Pauline Williams, científica senior de GSK en el centro de investigación y desarrollo del grupo en Stevenage, en el Reino Unido, llegó con la idea después de leer un informe de las Naciones Unidas de 2012.

“Es un gran ejemplo de unir los conocimientos, experiencia y los recursos de toda la compañía para trabajar en algo que puede hacer una gran diferencia en la salud pública”, dijo.

Un panel de expertos de la Agencia Europea de Medicamentos recomendó el uso de Umbipro después de los partos en casa en regiones donde la mortalidad de los neonatos es superior a 30 muertes por cada 1,000 nacimientos. GSK ahora buscará la aprobación de los reguladores locales en los países donde se tiene el potencial de su adopción.

Los ensayos con clorhexidina en Nepal, Bangladesh y Pakistán mostraron reducciones en la mortalidad de 20 a 38% entre los recién nacidos; las infecciones en el cordón umbilical disminuyeron hasta 75%.

GSK dijo que va a producir unos 6 millones de bolsitas de gel que venderá sobre una base sin fines de lucro y compartirá sus conocimientos con cualquier fabricante local que se interese en fabricar el gel.