Fusiones y adquisiciones rompen récord en EU

El crédito barato y las salas de juntas optimistas alimentan las fusiones y adquisiciones en EU que, tan sólo en mayo, alcanzaron una nueva marca con más de 200 mil mdd.
Charter ofreció comprar Time Warner Cable Inc por 56 millones de dólares, fusionando los operadores de cable número 3 y número 2 de Estados Unidos para competir con el líder del mercado Comcast Corp.
Charter ofreció comprar Time Warner Cable Inc por 56 millones de dólares, fusionando los operadores de cable número 3 y número 2 de Estados Unidos para competir con el líder del mercado Comcast Corp. (Foto: Reuters)

Estados Unidos

La conclusión de acuerdos en EU alcanzó un récord mensual en mayo, con lo que se superó el máximo al que se llegó durante el punto más alto de la burbuja de las puntocom y el apogeo de la deuda que llevó a la crisis de 2008.

El valor total de la actividad de acuerdos de fusiones y adquisiciones que se lograron en EU alcanzó 243 mil millones de dólares (mdd) en mayo, en comparación con 226 mil mdd durante el mismo mes en 2007 y 213 mil mdd en enero de 2000, el primer y segundo mes más alto respectivamente, de acuerdo con datos de Dealogic.

Los datos destacan cómo se llegó a un frenesí para lograr acuerdos en EU mientras la deuda barata y el optimismo de las salas de juntas impulsan un auge de fusiones y adquisiciones de un tamaño que no se veía desde poco antes de los dos últimos desplomes del mercado de capitales.

Los principales impulsores fueron las enormes transacciones, como la adquisición de tres vías por 90 mil mdd que realizó Charter por las empresas de cable Time Warner Cable y Bright House, y el acuerdo de 37 mil mdd de Avago para adquirir a Broadcom, el acuerdo de tecnología más grande desde el auge de las puntocom.

Los banqueros y abogados dijeron que esperan que 2015 sea un año récord ya que los presidentes ejecutivos sienten la presión de ampliar sus negocios y los acuerdos constituyen la manera más rápida y sencilla para lograr ese crecimiento.

Chris Ventresca, codirector global de fusionesy adquisiciones de JP Morgan, dijo que a los mercados de capital se les gratifica con la expansión que se impulsa por acuerdos en un momento en el que el crecimiento orgánico se mantiene moderado. Sin embargo, los precios aumentaron considerablemente a medida que se aceleró la ola de adquisiciones.

“A medida de que aumenten las primas por los acuerdos, las compañías pasarán por un escrutinio cada vez mayor y tendrán que defender las sinergias y la justificación de los acuerdos”, dijo.

El auge de fusiones y adquisiciones llega en medio de un exceso de solicitudes de préstamos por parte de las empresas estadounidenses, mientras los tesoreros mantienen el financiamiento barato y a largo plazo ante el esperado incremento en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de EU.

Los economistas creen que el banco central de Estados Unidos empezará a endurecer la política monetaria en septiembre, una medida que probablemente sacuda los mercados que se acostumbraron a las bajas tasas de interés.

El rendimiento promedio de los bonos de las compañías se redujo a la mitad desde 2007 a cerca de 3% en EU, y cada mes hubo más de 100 mil mdd en emisiones de bonos corporativos durante los últimos cuatro meses, la racha más larga de emisiones por encimade esa marca. Bank of America Merrill Lynch predice que en junio también habrá más de 100 mil mdd.

“Los emisores deben darse cuenta de que la ventana para mantener rendimientos bajos a largo plazo para cualquier propósito se cierra”, dijo Hans Mikkelsen, estratega senior de Bank of America.

En su mayoría, las adquisiciones se financiaron por acciones, amplias reservas de efectivo y el mercado de bonos, pero algunas de las estructuras de deuda de antes de la crisis también regresaron.

La emisión global de obligaciones con garantía multilateral -paquetes de préstamos que se hicieron a empresas con mala calificación que se venden en partes a los inversionistas- casi se duplicaron el año pasado para llegar a 99 mil 300 mdd, según Dealogic.

Aunque por debajo de su apogeo en 2006-2007, el renacimiento del mercado ayudó a lubricar el resurgimiento del auge de las fusiones y adquisiciones. Sin embargo, cualquier medida que tome la Reserva Federal para aumentar las tasas de interés puede afectar los planes de los negociadores corporativos, y dañar algunos de las empresas más arriesgadas que se llenaron con deuda para realizar adquisiciones.

Standard & Poor’s predijo que el índice de incumplimento de pagos por parte de las empresas de baja calificación aumentará de 1.8% en marzo de este año a 2.8% en marzo de 2016.

Pero la mayoría de los analistas espera que siga el frenesí, dado que se acumuló la demanda para inversiones de renta fija. “Las tasas de corto plazo aumentarán, pero los rendimientos de largo plazo probablemente permanezcan más anclados durante uno o dos años más”, dijo Russ Koesterich, jefe de estrategia de inversión en BlackRock.

Los banqueros dijeron que esperan que 2015 sea un año récord.