El fondo noruego se pronuncia a favor de los accionistas

El Fondo de Petróleo de Noruega se une a la presión para que los accionistas puedan proponer a sus candidatos en juntas de dirección de empresas estadounidenses.
El fondo petrolero se prepara para tener un gran aumento en su trabajo de gobernanza, ya que a partir de este año empezó a dar a conocer sus intenciones de voto antes de las reuniones anuales.
El fondo petrolero se prepara para tener un gran aumento en su trabajo de gobernanza, ya que a partir de este año empezó a dar a conocer sus intenciones de voto antes de las reuniones anuales. (Shutterstock)

Nueva York

El fondo soberano más grande del mundo cargó todo su peso en la presión para que a los accionistas en empresas estadounidenses les permitan proponer sus propios candidatos para las juntas de administración.

El fondo petrolero de Noruega de 860 mil millones de dólares publicó un documento de posición sobre lo que llaman acceso proxy (acceso por delegación o representación), que le da a los accionistas un derecho formal para proponer a sus propios candidatos para las juntas de dirección junto con los que nombra el consejo actual.

Yngve Slyngstad, presidente ejecutivo del gestor del fondo petrolero, dijo a Financial Times que el derecho a nominar directores no se usará de forma habitual, pero que es importante tenerlo. “Es un caso claro de la influencia de los accionistas, si quieres puedes llamarlo democracia de accionistas. Se trata menos de que lo usen los accionistas y más de que la junta sepa que pueden usarlo”. El fondo petrolero se prepara tener un gran aumento en su trabajo de gobernanza, ya que a partir de este año empezó a dar a conocer sus intenciones de voto antes de las reuniones anuales.

El acceso proxy -junto con evitar la combinación de los papeles del presidente y del director ejecutivo- es uno de los principios a defender más importantes del fondo. Por ejemplo, en 2011, presentó propuestas de los accionistas para garantizar el acceso proxy a seis empresas estadounidenses, entre ellas Charles Schwab, Western Union, Staples y CME Group. El mes pasado se dio a conocer que en 2014 votó en contra de cerca de 15 mil resoluciones de las juntas de administración en sus reuniones anuales en todo el mundo, en una señal de su creciente influencia, ya que en promedio es dueño de 1.3% de todas las empresas que cotizan en las bolsas del mundo.

El fondo propone ciertos límites al acceso proxy, que incluyen tener un periodo de tenencia de hasta tres años para garantizar que se favorecen a los accionistas de largo plazo, y agregó que le alegraría si al menos dos asientos del consejo de administración o una quinta parte de los directores puedan ocuparse con los candidatos que eligen los inversionistas.

Señaló que fuera de EU, los accionistas “pocas veces utilizan el derecho”, pero agregó que “sin embargo, la existencia del derecho es una herramienta efectiva para moderar las acciones del consejo”. El enfoque sobre la gobernanza llega al momento en que el fondo petrolero reportó su segundo peor rendimiento con respecto a su fondo petrolero en Noruega que se une para presionar por el acceso proxy en EU. En general, el rendimiento del fondo fue de 7.6% el año pasado con un fuerte desempeño de los tres clases de activos. El rendimiento de las acciones fueron 7.9%; los bonos 6.9% y las propiedades 10.4%.

Pero en comparación con los índices de referencia, el rendimiento del fondo quedó 0.8% por debajo. Culpó al enorme peso de las acciones europeas y a la menor duración de sus bonos en comparación con su índice de referencia. El mayor cambio en su distribución de sus activos fue el aumento de inversión inmobiliaria, que ahora representa 2.2% de activos en comparación con 1% hace un año. Las acciones representan 63.1%, mientras que los bonos 36.5%. Apple, Novartis y BlackRock contribuyeron con la mayor parte del rendimiento de las acciones, mientras que Tesco, BG Group y Sprint fueron las empresas con peores resultados. El fondo busca convertirse en un inversor más activo a través de un enfoque en los temas de gobernanza. Pero los críticos afirman que eso básicamente es un enorme fondo índice, que no es menos importante debido a su amplio portafolio de inversión.

El fondo dijo que a finales de 2014 tenía participaciones en 9 mil 134 empresas, frente a 8 mil 213 el año anterior. Tuvo 4 mil 256 valores de renta fija de mil 143 diferentes emisores a finales de 2014, en comparación con 3 mil 803 títulos de mil 60 emisores el año anterior.