Adiós al servicio de flotas de GE

General Electric vendió sus operaciones de flotillas por 6 mil 900 millones de dólares y da un paso más en su plan de ventas
El conglomerado estadounidense vendió en 6 mil 900 mdd sus negocios de flotas que ofrecen financiamiento para vehículos comerciales
El conglomerado estadounidense vendió en 6 mil 900 mdd sus negocios de flotas que ofrecen financiamiento para vehículos comerciales (Foto: Shutterstock)

General Electric anunció más acuerdos en su salida de los servicios financieros, y está casi a una tercera parte del camino en su plan de ventas.

El conglomerado estadounidense vendió en 6 mil 900 millones de dólares (mdd) sus negocios de flotas que ofrecen financiamiento para vehículos comerciales y gestión de flotas, en Estados Unidos, México, Australia y Nueva Zelanda, a Element Financial, con sede en Toronto,

Por otra parte, también firmó un memorando de entendimiento por la posible venta de sus europeos de flotas a Arval, una filial del banco francés BNP Paribas, por una cifra que no se dio a conocer.

Las dos ventas significarán que GE se deshace de sus operaciones con “reducción de la inversión neta” -la medida de activos de la compañía- de 8 mil 600 mdd, y retira alrededor de 63 mil mdd del valor de varios acuerdos a los que llegó desde que planea la salida de los servicios financieros que anunció en abril. Tiene planes de vender un total de activos por 200 mil mdd.

Keith Sherin, director ejecutivo de GE Capital, dijo que la empresa está “en camino” para alcanzar un total de 100 mil mdd en venta de activos para finales de año.

Agregó que GE esperaba “tener un avance sustancial” en el programa de ventas para finales de 2016.

Las dos operaciones que se establecieron como prioridad para su venta en el futuro próximo son los negocios europeos de financiamiento de atención médica y el financiamiento de adquisiciones, que Sherin dijo beneficiarán de una rápida resolución de la incertidumbre sobre su futura propiedad.

Otros negocios que se espera que se vendan este año incluyen las operaciones de préstamos comerciales de GE en Estados Unidos y a nivel mundial y su operación de consumo internacional.

Jeff Immelt, presidente ejecutivo de GE, estableció una estrategia de centrarse en la fabricación industrial y las operaciones de servicio del grupo, que son menos volátiles y generalmente tienen una mayor valoración por parte de los inversionistas. Una vez que se complete el programa de ventas, GE Capital, la división de servicios financieros que hace dos años representaba casi la mitad de las ganancias del grupo, se espera que sólo genere 10% de sus utilidades.

Los acuerdos que ya se anunciaron incluyen las ventas de una cartera de propiedades por más de 26 mil 500 mdd; las operaciones de financiamiento de consumo de Australia y Nueva Zelanda por 6 mil 200 millones de dólares, y las operaciones de compra de préstamos en EU por 12 mil mdd.

En total, hasta el momento el monto de los ingresos que se dieron a conocer llega a 51 mil 600 mdd, aunque hay algunos acuerdos en los que no se anunció el precio.

Una medida que utilizó la compañía es que el valor del dinero que se liberó por GE Capital se pague al grupo principal, que, con los acuerdos de las flotas, alcanzó 9 mil 300 mdd, un poco más de una cuarta parte del camino para llegar al objetivo de 35 mil mdd.