Productores al borde del colapso por el desplome del crudo

Si las compañías cierran, se pone en riesgo el suministro de hasta un cuarto de millón de barriles al día
Alberta, Canadá. La mayoría de las víctimas son de Norteamérica, donde la caída en el precio del crudo golpeó fuertemente a los productores de arenas bituminosas.
Alberta, Canadá. La mayoría de las víctimas son de Norteamérica, donde la caída en el precio del crudo golpeó fuertemente a los productores de arenas bituminosas. (Shutterstock)

El desplome del precio del petróleo desencadenó quiebras e incumplimentos de pagos de deuda en casi dos docenas de grupos de gas y petróleo que ahora están bajo estrés, mientras se ponen en marcha medidas de rescate para intentar salvar a las compañías que se acercan al colapso.

Una caída de 40 % en los precios del crudo Brent desde un máximo de 115 dólares el barril en junio pasado puso a los productores más pequeños con poca liquidez en problemas financieros, de acuerdo con los analistas de la City de Londres, que hasta un cuarto de millón de barriles al día de suministro de petróleo en riesgo.

Incluso después de la recuperación de los precios del nivel mínimo de enero a alrededor de 66 dólares el barril, hay “numerosas víctimas entre las pequeñas empresas” en todo el mundo, y especialmente en EU y Canadá, dice un informe de Bernstein Research.

La firma identificó 12 compañías “bajo presión” por los menores precios del petróleo, con activos por 33 mil millones de dólares, incluyendo ocho que se declararon en quiebra y otras que advierten sobre su insolvencia o pagos diferidos de los intereses de los bonos.

Las consecuencias por el desplome del precio todavía no iguala lo que siguió al colapso de 2008-2009, cuando 61 empresas se declararon en bancarrota. Sin embargo, esos grupos eran mucho más pequeños que los grupos de energía que ahora luchan por cumplir con sus obligaciones.

Oswald Clint de Bernstein dijo que las similitudes con la caída a consecuencia de la oferta de la década de los 80, y la incertidumbre sobre la magnitud de cualquier recuperación de los precios, hizo que las compañías fueran más vulnerables que en 2008-2009.

“Hay muchas diferencias entre esta crisis y la última. La más importante es que la última recuperación fue rápida. Se percibe una incertidumbre mucho mayor sobre en qué parte del ciclo nos encontramos actualmente”, dijo.

Hace cinco años las consecuencias del desplome de los precios del petróleo se limitaron por el aumento de la producción de EU que anunció el auge del esquisto. En esta ocasión, esos recursos de esquisto de mayor costo constituyen una proporción mucho más grande de la producción estadounidense. La mayoría de las víctimas en esta ocasión son de EU y Canadá, donde la caída en el precio del crudo golpeó fuertemente a los productores de arenas bituminosas.

Estas incluyen compañías poco conocidas como el productor de gas de esquisto, Quicksilver Resources, WBH Energy y Southern Pacific Resources, que se declararon en quiebra.

Empresas más grandes como Samson Resources, otro productor de esquisto, advirtió a los inversionistas de un posible incumplimiento de pagos. Afren, con sede en el Reino Unido, retrasó los pagos de interés para los tenedores de bonos, mientras que Gulf Keystone, el productor de Kurdistán, está en negociaciones para la posible venta de activos o de la compañía.

John Gerstenlauer, presidente ejecutivo de Gulf Keystone, dijo que el grupo, al que las autoridades de Kurdistán le deben más de 330 mdd por su participación de las ventas de petróleo, dijo que gasta su dinero a un ritmo de entre 8 mdd y 10 mdd al mes.

“Para nosotros, es una cuestión de mantenernos a flote hasta que la situación de Kurdistán mejore. Intentamos vivir dentro de nuestras posibilidades y generar suficientes ingresos para cubrirlas”, dijo. La compañía redujo capital y gastos de operación.