Trascender en dólares

La historia nos muestra que no hay nada como una crisis para enfocar la mente de los financieros.

Nueva York

La innovación financiera parece que es todo lo que nos rodea hoy en día. Desde los cajeros automáticos en la década de los 60 y las tarjetas de crédito en los 70 hasta la banca en internet de la actualidad, los préstamos peer-to-peer que facilita la computación y la medición en microsegundos de las operaciones de alta frecuencia, la tecnología transformó las finanzas. La historia decidirá si el siguiente gran pionero de las finanzas es uno de los empresarios de hoy. Sin duda los inversionistas tienen grandes esperanzas: pagos en línea y peer-to-peer se valoran al nivel de las puntocom.

Warren Buffett

Berkshire Hathaway, la compañía de textiles en problemas que Warren Buffett compró hace 50 años, ahora es la tercera empresa más grande de Estados Unidos por valor de mercado, y el conglomerado más grande del mundo. La fortuna de Buffett lo ubica entre los dos o tres hombres más ricos del mundo. Y esto se respalda por el rendimiento de las inversiones de Berkshire Hathaway: desde 1980, el S&P 500 -la unidad de medición más utilizada en el mercado de valores de EU- ganó 1,850%, en comparación con el crecimiento de Berkshire de 84,000%.

¿Cómo lo hizo? Las cartas anuales de Buffett a sus inversionistas, y sus frecuentes apariciones locuaces en los medios, dan muchas pistas. Estudiante de Benjamin Graham, quien inventó la inversión de valor -un sistema para derrotar al mercado al comprar acciones cuando son baratas y están en desgracia- Buffett aplicó la técnica en compañías exitosas. Si la compañía tenía un “gran foso económico” -una ventaja competitiva sustentable- la compraba, incluso si no se veía como una verdadera ganga.

También es oportunista. A medida que Berkshire se hizo más grande, Buffett buscó acuerdos en los que aprovechó su tamaño, compró compañías de forma directa y operó como prestamista de último recurso -con altos intereses- durante la crisis de 2008, cuando los bancos no prestaban. No siempre es un alguien que piensa a largo plazo, algunas veces hace una gran cantidad de dinero a corto plazo en los mercados de divisas o de materias primas. Y está la pregunta sobre quién puede tener el éxito de Buffett, ahora en sus 80. pero la pregunta más grande es cómo lo hizo. Sus ideas que suenan sencillas son casi imposibles de aplicar en la práctica, sin embargo, él logró hacerlo.

Amadeo Giannini

El fundador de Bank of America revolucionó la banca en EU, y dejó tras de sí el banco comercial más grande del país.

Siete décadas después de su muerte, el banco todavía es la espina dorsal de la mayor franquicia de banca de consumo en EU. Pero la imagen positiva que creó del banquero como un pilar de la comunidad es cosa del pasado. En 1930, el Banco de Italia se convirtió en Bank of America, y asumió un nuevo papel heroico al financiar proyectos de infraestructura (como el puente Golden Gate de San Francisco) mientras EU intentaba superar la Gran Depresión. También participó en el nacimiento de Silicon Valley, al colocar las semillas del negocio que se convertiría en Hewlett-Packard.

En 1998, NationsBank, dirigida por un presidente ejecutivo aventurero, Hugh McColl, de Carolina del Norte compró a Bank of America, en uno de los mayores acuerdos en el sector bancario de la historia. El nuevo banco mantiene el nombre de Bank of America, pero su base está en Charlotte, Carolina del Norte, y ya no mantiene el etos populista de Giannini. A lo largo de la mayor parte de la historia, no suelen gustar los banqueros; Giannini le dio a los estadounidenses un banquero al que podían amar.

Henry Kravis

El anterior Kohlberg Kravis Roberts puede ser la firma de capital privado más venerable de todas. Otras firmas pueden tener más dinero bajo su gestión y un mejor historial, pero ningún fundador de cualquiera de las grandes alternativas de firmas de inversión tiene el nombre de marca o la calidad de estrella de Henry Kravis, el cofundador de KKR.

No sólo es que Kravis y su primo, George Roberts, fueron los pioneros que sobrevivieron mientras los demás, como Forstmann Little, no lograron adaptarse a los nuevos tiempos. Es que los dos hombres presidieron la institucionalización de una firma que es por mucho más identificada con sus fundadores que cualquier otra de sus contrapartes como Blackstone o Carlyle.

Actualmente, Kravis parece disfrutar del respeto de lo que realizó. Presidió iniciativas para mejorar la vida de los trabajadores, suavizó las relaciones de confrontación entre los sindicatos y las compañías en el portafolio de KKR como HCA, la cadena de hospitales. Se aseguró de que las compañías propiedad de KKR se comprometieran a tener las mejores prácticas ambientales, como reciclar el cartón de la tienda minorista Dollar General.

John Pierpont Morgan

Es el banquero más poderoso que jamás ha vivido. Su legado vive a un siglo de su muerte, aunque en algunos casos, se debe a que los políticos y los reguladores de forma deliberada cambian las reglas para asegurar que nadie pueda acumular la misma cantidad de poder que disfrutó el original JP Morgan.

Morgan se hizo cargo del floreciente negocio bancario transatlántico de su padre, poco después de que terminó la Guerra Civil de EU. En sus primeros años, fue un pionero de la banca internacional, y persuadió a los europeos a financiar el explosivo crecimiento de EU mientras la creciente nación se reconstruía después de la guerra, y creó una infraestructura continental, un fenómeno que desde entonces sólo igualó el crecimiento de China en las últimas décadas.

Utilizó su poder como banquero para convertirse en un intermediador corporativo, y detectó que los intereses de los banqueros y los accionistas se atendían mejor si las compañías podían combinarse en grandes fideicomisos, al reducir los costos, y de esta manera eliminar a la competencia. US Steel y otros titanes monopólicos surgieron de su trabajo.

Morgan se convirtió en el primer bombero financiero del mundo, liderando los intentos de sofocar diversos pánicos financieros a lo largo de finales del siglo XIX, y culminó de manera magistral al evitar un desastre durante el pánico de 1907. Fue el coordinador de negociaciones, y el financiero de última instancia. La multitud miró asombrada como caminaba a lo largo de Wall Street entre las reuniones sobre crisis.

Mayer Amschel Rothschild

Definió el concepto de la banca internacional, creó por primera vez un poder que se puede comparar con el de los propios Estados.

El patriarca de los banqueros Rothschild nació en el gueto judío de Frankfurt en Main en 1744. Después de un breve aprendizaje en un banco se dedicó a la comercialización de monedas raras. El negocio se expandió de forma natural en la difícil área de las divisas, en aquellos días tensos tanto por la falta de un mercado profundo y líquido como el que existe actualmente, y por las guerras y revoluciones que dividieron Europa durante su vida.

Tal vez su intuición única fue ver la importancia de la dimensión internacional de la banca, y planear de forma deliberada, una dinastía bancaria internacional. Es conocido que los Rothschild recaudaron dinero para permitir que los británicos lucharan en las guerras napoleónicas, una empresa lucrativa que llevó al aforismo de que debes “comprar cuando hay sangre en las calles”.

Muhammad Yunus

Su defensa de los préstamos pequeños a los pobres en Bangladesh- y la idea relacionada de los negocios sociales- se extendió por el mundo. En casa, los mismos valores de responsabilidad social son muy evidentes en el Banco BRAC, por ejemplo.

Nació en Chittagong, entonces en Bengala del Este, en 1940, Yunus se dedicó a la investigación en economía, se mudó a EU para estudiar un doctorado. Pero la guerra que llevó a la independencia de Bangladesh en 1971 lo regresó a casa. En tres años, en una época de hambruna y pobreza persistente, se frustró con la docencia en la universidad y se enfocó en trabajar directamente con los pobres.

En 1976, empezó a ofrecer préstamos muy pequeños sin garantías a los pobres, en especial para mujeres, para que no tuvieran que acudir a los usureros, inicialmente dio dinero sin intereses y después él mismo garantizó los préstamos bancarios, mientras insistía en pagos regulares e inmediatos a plazos. Eso se convirtió en la base de Grameen Bank (“el banco del pueblo”), que en 2013 hizo 7 millones de préstamos para un monto total de mil 600 millones de dólares. Desde entonces, su modelo se exporta a muchos países, incluso a EU.

Por sus esfuerzos Yunus y el banco ganaron un Premio Nobel conjunto en 2006, de la paz y no de economía. “La visión de largo plazo de Yunus es erradicar la pobreza en el mundo”, concluyó el jurado.