FMI eleva la previsión de PIB mundial en 2017

Sin embargo, el fondo también advierte que de cumplir con su discurso proteccionista, Donald Trump pondrá en riesgo la buena expectativa.
Vista general de los contenedores del puerto de Shangái.
Vista general de los contenedores del puerto de Shangái. (Aly Song/Reuters)

Washington

La presidencia de Donald Trump y un mejor crecimiento en China se preparan para darle un impulso a la economía mundial este año y el siguiente, aunque cualquier movimiento del presidente entrante de Estados Unidos para cumplir con la retórica proteccionista que utilizó durante la campaña pondría en riesgo ese mejor panorama, dijo el lunes el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En la más reciente actualización de sus pronósticos, el FMI dijo que aún espera que la economía mundial crezca 3.4 por ciento este año, después de que la expansión de 2016 estuvo en su menor nivel (3.1 por ciento) tras la crisis financiera internacional de 2008. También dejó sin movimiento su pronóstico para el próximo año, en el que proyecta que la economía mundial se expandirá 3.6 por ciento en 2018.

La mejor perspectiva mundial se alimenta por una serie de factores, dijo el FMI. Pero en la parte superior de la lista se encuentra el estímulo fiscal que, se espera, Trump y el Congreso bajo el control de los republicanos pongan en marcha en EU en forma de recortes fiscales y nuevo gasto de infraestructura.

Los economistas del FMI esperan que el estímulo de Estados Unidos lo lleve a un crecimiento de 2.3 por ciento en 2017 y de 2.5 por ciento en 2018, un incremento acumulado de 0.5 por ciento sobre los pronósticos que se presentaron poco antes de las elecciones de noviembre del año pasado.

Sin embargo, advirtieron que si bien los republicanos de Trump controlarán tanto la presidencia como el Congreso, aún hay un gran nivel de incertidumbre sobre cómo se verá cualquier estímulo fiscal, ya que no se espera que se realicen las reformas tributarias antes de la primavera o el verano.

Estados Unidos también está cerca del empleo pleno y opera cerca de su capacidad, dijo el FMI, lo que significa que cualquier expansión fiscal puede toparse con restricciones de capacidad y llevar a que la Reserva Federal eleve las tasas de interés más rápido para contener la inflación. Esto, a su vez, llevaría a un dólar más fuerte, un menor crecimiento y a la ampliación del déficit de cuenta corriente estadunidense, todo lo cual puede sentar las bases para una reacción proteccionista de Trump y su gobierno.

Ese escenario, dijo Maurice Obstfeld, jefe economista del FMI, representa la mayor amenaza para la economía mundial, ya que cualquier movimiento por parte de EU para imponer nuevos aranceles a sus socios comerciales, como China y México, probablemente sea contraproducente y lleve a represalias y a un menor crecimiento en Estados Unidos y el mundo.

"Los detalles de la mezcla de políticas de EU importan", dijo a los periodistas. Obstfeld también advirtió a los gobiernos a que tengan cuidado sobre cómo reaccionan ante las crecientes preocupaciones políticas que hay del impacto que tiene la globalización y la tecnología sobre los trabajadores en algunas industrias.

"La dislocación social debido a la globalización y, más aún, al cambio tecnológico es un importante reto que simplemente se va a intensificar", dijo. "Sin embargo, retrasar la integración económica impondrá costos económicos agregados sin reducir las necesidad de la inversión del gobierno en mano de obra bien capacitadas, junto con las políticas para promover una mayor compatibilidad de los empleos disponibles a las habilidades".

El FMI dijo que espera que las economías avanzadas en conjunto crezcan más rápido en 2017 junto a EU. Revisó al alza las proyecciones de crecimiento de 2017 para Alemania, 1.5 por ciento; zona euro, 1.6; Japón, 0.8, y Reino Unido, 1.5 por ciento, "sobre todo gracias a un desempeño más sólido del esperado durante la última parte de 2016".

Advirtió que muchas de esas economías también se enfrentan a posibles riesgos este año, y señaló las elecciones en Alemania y otras partes de Europa y que aún no se determina la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Pero dijo que otra importante razón para la expectativa de un mayor crecimiento mundial este año y el siguiente es que mejoraron las perspectivas en las economías emergentes, y el fondo proyecta en especial un crecimiento más rápido del esperado en China para 2017, de 6.5 por ciento.

Al FMI aún le preocupa el aumento de los niveles de deuda y otros problemas estructurales en China y dijo que espera que se desacelere el crecimiento a 6 por ciento en ese país en 2018. El buen ánimo para las economías emergentes también es irregular. Se espera que Brasil crezca solo 0.2 por ciento este año, dijo el FMI.

Degradó la economía de México en parte debido a las consecuencias de las elecciones en EU, que tuvo como resultado el desplome del peso debido a la promesas de Trump de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y de imponer aranceles a cualquier empresa que instale sus plantas en México para vender productos a Estados Unidos. El fondo dijo que ahora espera que la economía mexicana crezca 1.7 por ciento en 2017, por debajo de las proyecciones de octubre del año pasado de 2.3 por ciento.

La economía de India también sufrió por las recientes reformas monetarias, dijo el FMI, y ahora espera un crecimiento de 7.2 por ciento para este año en comparación la proyección que presentó en octubre de 7.6 por ciento.