Año difícil para las firmas extranjeras de tecnología en China

Qualcomm espera la investigación antimonopolio de las autoridades locales.
Cisco
Publicidad de la compañía estadunidense de redes Cisco. (Albert Gea/Teuters)

Ha sido un año difícil para las empresas extranjeras de tecnología en China. Microsoft fue la última firma que llegó a los titulares con una historia de infortunio, en la forma de una tarifa de impuestos de 140 millones de dólares pagados a las autoridades chinas. (Microsoft prefiere llamarle un "acuerdo bilateral de transferencia de pagos" de 140 millones de dólares).

Eso se suma a una investigación antimonopolios que se puso en marcha en julio y a las noticias de esta semana de que una de las empresas más grandes de China estaba cambiando su servicio de correo electrónico de Microsoft a otra empresa.

Pero en realidad, Microsoft probablemente esté mejor en China que muchas otras empresas de tecnología. Debido a la desenfrenada piratería, los ingresos de Microsoft en China nunca han sido muy grandes (más o menos del mismo tamaño que sus ingresos en los Países Bajos). Los ingresos totales interanuales de Microsoft crecieron 25 por ciento el último trimestre, al pesar de "un entorno más difícil", informó en China y Rusia.

Pero las empresas de hardware, como Cisco, IBM y Qualcomm, en el mercado chino están en una peor situación. Las ventas de Cisco en China se han reducido a la mitad durante los últimos dos años, algo impulsado por una reacción después de las revelaciones de Snowden, y por el incremento de las capacidades de los productores de equipo chinos como Huawei.

Los ingresos de IBM en China también están cayendo, dio a conocer la empresa en el último trimestre, encabezada por una caída de 22 por ciento interanual en el trimestre comparable del año pasado.

IBM dijo que la culpa era de un mercado difícil de hardware. La empresa saldrá parcialmente de ese negocio con la venta a Lenovo de su segmento de servidores x86, un trato que se cerró en octubre.

Y sigue Qualcomm, que está asociada con empresas chinas para producir sus chips; la compañía dice que una quinta parte de sus dispositivos 3G y 4G con licencia no están declaradas (lo que significa que no tienen cuotas de licencia). La empresa tiene problemas para resolver estas disputas porque simultáneamente es objeto de una investigación antimonopolio por parte de las autoridades chinas.

El mercado de tecnología chino es muy atractivo. El gasto en tecnología de información en China podría crecer 5.7 por ciento el próximo año, según pronostica IDC, frente al crecimiento de 3.7 por ciento en EU, pero dado el tamaño de los mercados respectivos, EU es tres veces más grande que China, todavía se están gastando más dólares en casa. Las empresas estadunidenses de hardware podrían descubrir que es un terreno más fértil.