Buscan 18 mdd para filme sobre un fraude minero

El productor de 'Home Alone' quiere llevar una truculenta historia al cine.
Las instalaciones de la compañía canadiense.
Las instalaciones de la compañía canadiense. (Especial)

Yakarta

Dos de los magnates mineros más duros del mundo pelean con un geólogo estrella, un oportunista y los hijos de un dictador para controlar uno de los descubrimientos de oro más grandes del mundo en el corazón de la selva de Indonesia, hasta que queda expuesto como un gran fraude.

La verdadera historia de la compañía canadiense Bre-X Minerals, que se derrumbó en 1997 después de lograr una capitalización de mercado de 6 mil millones de dólares, se lee como un guión de cine, y el productor de la exitosa película Home Alone (Mi pobre angelito) intenta recaudar 18 millones de dólares con inversionistas de minería para llevarlo a la pantalla de plata.

Malcolm Burne, un empresario minero en serie y ex periodista de Financial Times, le dio al productor de Hollywood Scott Rosenfelt 150 mil dólares como capital semilla y juntos están buscando inversionistas de minerales de Canadá y Australia para financiar una película sobre el escándalo que cambió la industria.

"Es una historia increíble, con intriga política y financiera, y miles de personas con su vida destrozada, así como los que todavía se mantienen en pie, como Peter Munk, de Barrick Gold", dice Rosenfelt, quien le dio a la película el título tentativo de Bre X: King for a Day (Bre X: rey por un día).

Las compañías mineras de extracción de oro tuvieron dificultades para recaudar dinero durante años después del fraude, que llevó a que los reguladores del mercado bursátil en Canadá y Australia implementaran reglamentos para dar a conocer información técnica detallada sobre los nuevos descubrimientos.

Nadie fue condenado por el delito relacionado a Bre-X y la última demanda colectiva presentada por los contrariados inversionistas en Canadá quedó cerrada a principios de este año.

"El problema fue la corrupción por un lado y la codicia por el otro", dice Kuntoro Mangkusubroto, quien en ese tiempo era el director general de minas del gobierno. "Fue una experiencia increíble. Me despidieron y la policía me investigó".

Logró resucitar su carrera, convirtiéndose en asesor principal del ex presidente Susilo Bambang Yudhoyono, quien acaba de dimitir.

Muchos otros no fueron tan afortunados.

Poco después de que el fraude fue revelado, se encontró un cuerpo sin vida que se cree es del geólogo Michael de Guzmán, después de que cayó de un helicóptero en circunstancias misteriosas cerca del sitio de la mina de Bre-X en Kalimantan. La policía de Indonesia afirmó que había sido un suicidio, pero muchos, incluido Rosenfelt, no están convencidos. Algunas personas todavía creen que De Guzmán sigue vivo.

David Walsh, fundador de Bre-X, pasó de estar al borde de la bancarrota a tener un estilo de vida multimillonario en las Bahamas antes de perderlo todo y morir de un derrame cerebral en 1998.

Pero Peter Munk, presidente de Barrick Gold, y Jim Bob Moffett, presidente de Freeport-McMoRan, quienes estaban compitiendo con el ahora extinto Placer Dome por el control de Bre-X, sobrevivieron y mantuvieron su reputación intacta.

Munk perdió en la acalorada guerra de ofertas. Freeport, de Moffett, ayudó a exponer lo "salado" de las muestras de Bre-X que contenía oro del exterior de la zona de exploración y todavía maneja la mina de oro y cobre Grasberg en Indonesia, una de las más grandes del mundo.

Burne, director de Arlington Group, una firma de gestión de activos con sede en Londres y respaldo de muchas empresas mineras, dice que no espera que Barrick o Freeport muestren interés para financiar la película Bre-X.

Pero espera que otros inversionistas en minería la apoyen debido a un interés personal y a la posibilidad de obtener ganancias.

"Desde la crisis financiera, otros filmes sobre escándalos financieros, como Margin Call (El precio de la codicia) y The Wolf of Wall Street (El lobo de Wall Street) han sido bastante exitosos", dice Burne, quien solamente ha invertido en otra película, la comedia australiana de la década de los 80, Crocodile Dundee.

Aunque el presupuesto es muy inferior al de los éxitos de taquilla de Hollywood, Rosenfelt cree que puede atraer a actores importantes gracias a la fuerza de la historia.

Sin embargo, el productor, quien también hizo los clásicos de culto de la década de los 80, Teen Wolf (Travesuras de un lobo adolescente) y Mystic Pizza, dice que la filmación no se realizará en Indonesia, ya que todavía hay demasiadas sensibilidades políticas.

Aunque el déspota dictador Suharto, quien gobernó durante mucho tiempo, fue obligado a dimitir en 1998, sus hijos todavía son poderosos actores en los medios políticos y empresariales.