Fiat Chrysler, "decepcionado"

FCA podría enfrentar cargos similares a los que ya costaron 4,000 mdd a su rival VW para resolver cargos civiles.
Un cartel de la marca Fiat Chrysler en la sede de la firma en Michigan.
La automotriz ha negado las acusaciones y exige que el asunto sea resuelto de manera expedita. (Rebecca Cook/Reuters)

El jueves de la semana pasada, la compañía Fiat Chrysler dijo estar “decepcionada” de que los reguladores ambientales de EU le acusaran de violar la ley al no divulgar un software de control de emisiones en más de 100,000 vehículos. 

La declaración se dio después de que la Agencia de Protección Ambiental de EU (EPA, por sus siglas en inglés) emitiera un aviso de infracción a Fiat por supuestas violaciones a la Ley de Aire LImpio. La compañía puede estar sujeta a sanciones civiles y medidas cautelares si se descubre que violó la ley.

El software en cuestión se instaló en los modelos 2014, 2015 y 2016 de la Jeep Grand Cherokee y las camionetas Dodge Ram 1500 con motores a diésel de tres litros que se vendieron en EU. 

Cynthia Giles, administradora adjunta de la oficina de aplicación y cumplimiento de la EPA, dijo que la agencia investiga si los dispositivos de control de emisiones en el vehículo eran “dispositivos de desactivación” ilegales que burlan las pruebas de emisiones. Fiat, hasta el momento, no ha proporcionado una “explicación viable” sobre cómo estos dispositivos cumplen con la ley, dijo Giles. 

Fiat respondió en un comunicado que “FCA US (Fiat Chrysler EU) tiene la intención de trabajar con la administración entrante para presentar su caso y resolver este asunto de manera justa y equitativa y para asegurar a la EPA y a los clientes de FCA US que los vehículos a diésel de la compañía cumplen con los requisitos normativos aplicables”. 

Las acciones de la automotriz cayeron hasta 17.8% antes de que se detuviera su operación.