Exxon se pone serio ante el cambio climático

En medio de una investigación por la sospecha de que violó las leyes de valores de EU, la petrolera respaldó un impuesto a las emisiones de carbono para hacer frente al calentamiento global.
Rex Tillerson, director ejecutivo de Exxon, dijo que un impuesto reduciría las emisiones de gas de efecto invernadero.
Rex Tillerson, director ejecutivo de Exxon, dijo que un impuesto reduciría las emisiones de gas de efecto invernadero. (Cortesía)

ExxonMobil expresó su apoyo a realizar “acciones en serio” para hacer frente al cambio climático, incluyendo impuestos sobre las emisiones de carbono, días después de que el grupo petrolero estadounidense emprendió una respuesta contra las afirmaciones de que engañó a los inversionistas acerca de los riesgos del calentamiento global.

Rex Tillerson, director ejecutivo, dijo que Exxon respaldó el empuje para reducir las emisiones de gas de efecto invernadero y añadió que aplicar un costo al carbono es la mejor forma de hacerlo. No es la primera vez que Tillerson hace estos comentarios, pero el énfasis que puso destaca los intentos de limpiar su reputación.

Exxon está bajo investigación en Nueva York por la sospecha de que violó las leyes de valores de EU al retener información acerca de los riesgos que el cambio climático representa para su negocio.

“Compartimos la opinión de que los riesgos sobre el cambio climático son reales y requieren de acciones serias”, dijo, y agregó que desde hace tiempo Exxon apoya el impuesto al carbono y lo prefiere sobre la actual “mezcolanza” de regulaciones en todo el mundo.

Los comentarios de Tillerson parecían señalar el intento de reducir la diferencia que se percibe entre Exxon y sus contrapartes europeas, como Royal Dutch Shell y BP, que en lo general expresan su apoyo a los impuestos a las emisiones de carbono.

Directivos de las petroleras reconocen la transición gradual hacia formas alternativas de energía, mientras que al mismo tiempo promueven como alternativa al carbón al gas natural, que produce menos emisiones de carbono.

Eldar Saetre, director ejecutivo de Statoil, dijo que la demanda mundial de petróleo puede llegar a un máximo tan pronto como en 2020, cuando los vehículos eléctricos comenzarán a sustituir a los que funcionan con gasolina.

“Entonces tendremos una industria petrolera que se reduce”, agregó. “Queremos ser parte de la transformación de la industria de energía; no necesariamente queremos ver desde la barrera”.